Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Standard & Poor's advierte de que las medidas de Italia no suponen una "cura instantánea" de sus bancos

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha advertido de que las reformas emprendidas por el Gobierno italiano "podrían beneficiar" al sistema bancario a largo plazo pero no suponen una "cura inmediata".
Esta semana la Comisión Europea dio el visto bueno a la creación de un sistema de 'banco malo' en el país transalpino que permitirá a las entidades financieras italianas deshacerse de los créditos morosos, tras varios días de dudas sobre la situación de su sector bancario.
S&P ha indicado en un informe que no espera que los bancos itlaianos se recuperen de la recesión "rápidamente" pese al fortalecimiento de la economía y las medidas emprendidas por el Ejecutivo liderado por Matteo Renzi.
En este sentido, la agencia ha destacado varias debilidades que afectan a estos bancos, entre las que destacan la acumulación una gran cantidad de activos no rentables durante los últimos años. Además, ha indicado que "las rigideces estructurales han mantenido su base de costes relativamente alta".
Por otro lado, S&P ha afirmado que un sistema "altamente fragmentado" reduce la capacidad del sistema bancario para conseguir economías de escala y corregir la sobrecapacidad del sector, aunque ha valorado de forma positiva la situación de la economía italiana.
"Una economía fuerte beneficiará al sistema bancario italiano, especialmente en términos de calidad de activos y rentabilidad, aunque esperamos que las mejoras sean solo graduales y su rentabilidad operativa sea moderada", ha subrayado.
"Las medidas lanzadas recientemente por el Gobierno italiano para facilitar el desempeño de los activos productivos, pese a ser positivas, es improbable que desencadenen en una pronunciada aceleración en la mejora de los balances de los bancos", ha afirmado S&P.