Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

TSJPV ratifica la validez de los traslados de los trabajadores de Arcelor Zumarraga (Gipuzkoa)

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha dictado una sentencia, con fecha del pasado 18 de julio, en la que ratifica la validez de los traslados de los trabajadores de la clausurada planta de Arcelor Zumarraga (Gipuzkoa) a otras fábricas de la multinacional siderúrgica.
Según han informado fuentes de Arcelor a Europa Press, se han recolocado hasta la fecha a 53 trabajadores de los 85 empleados de la clausurada planta de Zumarraga que estaban pendientes de traslado a otras plantas de la multinacional en el resto del Estado, principalmente en Asturias.
Faltan por recolocar, en cuanto haya vacantes adecuadas a su perfil, una docena de personas, ya que en los últimos meses hay trabajadores que se han acogido a las indemnizaciones o se han prejubilado.
A finales del 2016 empezaron a recolocarse extrabajadores de Arcelor Zumarraga en las plantas de Sagunto, Lesaka y Etxebarri, y a principios de este año se fueron incorporando nuevos operarios a las plantas de la multinacional en Asturias, que absorbe el mayor número de trabajadores.
La sentencia de la Sala de lo Social del TSJPV, ante el recurso de suplicación interpuesto por los sindicatos CC.OO. de Euskadi, ELA, LAB y UGT contra la sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Eibar, desestima las pretensiones sindicales y confirma la dictada el 20 de diciembre de 2016, estimando como "justificada" la modificación sustancial de las condiciones de trabajo planteada por la Dirección de la Empresa en ArcelorMittal Zumarraga.
El tribunal entiende que la modificación sustancial de las condiciones de trabajo y movilidad geográfica planteada están justificadas por "la razonabilidad y legalidad de las causas organizativas y productivas" expuestas por la Dirección de la Empresa, que motivaron el cese parcial de actividad en la planta y la oferta de traslado colectivo.