Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica comercializará su primer dispositivo con eSIM desde abril en Alemania

Los primeros smartphones con SIM remota no estarán antes de la segunda mitad de 2017
Telefónica, a través de su filial O2, pondrá a la venta el próximo mes de abril en Alemania el smartwatch Samsung Galaxy S2 classic 3G con SIM remota, lo que supone el primer dispositivo puesto a la venta por el grupo que no necesita una SIM física.
El director de la Unidad Global de Terminales de Telefónica, Francisco José Montalvo, explicó que el inicio de la venta de dispositivos sin SIM física demuestra que esta opción es "ya una realidad" y no sólo un ejercicio teórico.
A este respecto, señaló que, aunque momento sólo está a la venta en Alemania, "no existe ninguna limitación" para que Telefónica lo lance en otros países como España.
En esta línea, confirmó también que están trabajando también con otros proveedores y afirmó que si es "interesante" desde el punto de vista de cartera de productos se podrían introducir.
Por otro lado, incidió en que de momento la SIM remota está limitada a los dispositivos denominados 'companion' y señaló que los primeros teléfonos inteligentes con SIM no se podrán ver hasta la segunda mitad de 2017.
Pese a que por esas fechas ya habrá smartphones con SIM remota, Montalvo no espera que su implantación sea "masiva" en el corto y medio plazo, ya que los operadores aún no están capacitados para ofrecer servicios de eSIM.
Tras tres años de trabajo, la GSMA ha comunicado este jueves que ya es posible emplear la SIM remota en dispositivos companion (reloj inteligente, tableta o cintas de fitness por ejemplo) después de que se haya lanzado hoy una única especificación interoperable y global que cuenta con el respaldo de toda la industria.
En esta primera fase de la implementación de la SIM remota, el perfil de esta tarjeta está vinculado a un smartphone. La segunda fase empezará previsiblemente en junio, para cuando se espera tener el estandar completo para todos los dispositivos primarios, que ya tendrán un acceso autónomo a la red. Tras definir ese estandar será necesario un periodo de seis meses a un año para su certificación.
VENTAJAS DE LA SIM.
Montalvo explica que la eSIM conlleva varias ventajas como la ganancia de espacio al eliminar la tarjeta física, ya que el espacio que ocpa una SIM remota es una cuarta parte que el de una tarjeta tradicional, " y podría ser menor en el futuro".
En este sentido, incidió en que durante un tiempo es posible que haya dispositivos que lleven tanto SIM remota como física porque no todos los operadores ofrecerán la posibilidad de eSIM, pero con el tiempo tenderán a desaparecer.
Asimismo, incidió en que un punto clave del desarrollo de la SIM remota es que mantenga "exactamente" el mismo nivel de seguridad y privacidad que se tiene con una tarjeta física.
En esta línea, el cliente también tendrá que dar los mismo pasos para activar su SIM remota que realiza para la tarjeta física. "Nuestra obsesión es que tenemos que tener los mismos casos que hasta ahora", incidió.