Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas cae el 2,2%, pero acumula un avance del 56% en el primer semestre

El valor de cierre de hoy es 25,29 dólares por barril (159 litros) por encima del que tenía el crudo cuando comenzó el año, ya que al final de 2008 esta materia prima se negociaba en Nueva York a 44,60 dólares. EFE/Archivotelecinco.es
El crudo de Texas bajó hoy el 2,2 por ciento en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) para acabar a 69,89 dólares por barril, lo que no le impidió cerrar la primera mitad del año con una apreciación acumulada del 56 por ciento.
Al concluir la sesión del Nymex, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto habían restado 1,6 dólares por barril al precio que tenían el lunes.
El valor de cierre de hoy es 25,29 dólares por barril (159 litros) por encima del que tenía el crudo cuando comenzó el año, ya que al final de 2008 esta materia prima se negociaba en Nueva York a 44,60 dólares.
Pese a esta apreciación superior al 50 por ciento en el primer semestre de 2009, el crudo aún está muy lejos del máximo histórico que alcanzó hace casi un año, cuando el 11 de julio de 2008 llegó a cambiarse a 147,27 dólares por barril, más del doble (110 por ciento) que ahora.
Al igual que el crudo de Texas, los contratos de gasolina y gasóleo para entrega en julio también bajaron hoy, al perder cuatro y siete centavos y cerrar a 1,89 y 1,71 dólares por galón (3,78 litros), respectivamente; mientras que los de gas natural perdieron once centavos y terminaron a 3,83 dólares por cada mil pies cúbicos.
La gasolina y el gasóleo también han subido con fuerza en la primera mitad del año: la primera se ha apreciado un 89 por ciento y el segundo, un 22 por ciento. Por contra, el gas natural ha bajado un 32 por ciento.
Los analistas atribuyeron el descenso registrado hoy por el crudo y sus derivados a la caída de la confianza de los consumidores estadounidenses en la economía, que en junio rompió, en contra de lo esperado por los analistas, con dos meses consecutivos de mejoras, según The Conference Board.
El índice de confianza que elabora esa entidad privada de análisis bajó este mes a 49,3 puntos, desde los 54,8 de mayo, mientras que los economistas esperaban que subiera a 55 puntos.
La directora del Centro de Investigación del Consumidor, Lynn Franco, aseguró que el nuevo nivel de la confianza de los consumidores implica que "las condiciones económicas, pese a no ser tan débiles como en meses anteriores del año, siguen siendo, sin embargo, endebles".
En general, ese temor a que la recesión económica en Estados Unidos, el mayor consumidor de energía, reduzca la demanda de crudo y carburantes es una de las principales causas de que la cotización internacional del petróleo sea ahora menos de la mitad que la de hace un año.