Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Thales España se hace con el 100% de Amper Programas tras comprar el 51% por cinco millones

Amper venderá el 51% de su filial Amper Programas Electrónica y Comunicaciones por cinco millones de euros a Thales España, que de esta forma se hace con la totalidad del capital social de la firma, según ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Dicha transacción, cuyo importe irá destinado íntegramente a amortizar deuda bancaria, se enmarca dentro del proceso de refinanciación de Amper con las entidades financieras.
El precio inicial de la compraventa de cinco millones de euros está sujeto a posibles ajustes negativos por un importe máximo de hasta un millón de euros a la fecha de cierre de la operación. El coste en libros de la inversión de Amper en Amper Programas alcanza los 4,7 millones de euros.
La operación queda sujeta a la prórroga del 'standstill' vigente desde el 1 de julio de 2013, otorgado por los bancos acreedores de Amper y que se espera obtener el próximo 4 de agosto, y a la aprobación por parte del Consejo de Ministros al tratarse de una empresa del sector de Defensa.
Dicha transacción se anuncia después que Amper haya cancelado la entrada de los fondos estadounidenses Slon Capital en su capital con una inversión de 15 millones de euros ante las dificultades de las partes para llegar a un punto de acuerdo sobre la ejecución de la oferta en las condiciones a que se había sujetado la eficacia de la misma.
En concreto, ambas partes estimaron que la mejor decisión para la compañía era dejar sin efecto la oferta, con la renuncia de Slon al compromiso de exclusividad otorgado por Amper.
Tras la cancelación del compromiso de exclusividad y el resto de pactos contenidos en la oferta, la intención de Amper es reactivar otras alternativas que le permitan reforzar su situación de fondos propios en el marco del proceso actualmente en marcha.
Amper cerró 2013 con unas pérdidas netas de 78,3 millones de euros, lo que supone más que triplicar el saldo negativo de 24,6 millones de euros registrado en 2012. No obstante, la firma ha logrado los objetivos de ahorro señalados en el plan de ajustes 2013 con 19 millones de costes estructurales recurrentes en 2013.