Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo quiere que el nuevo Gobierno negocie con la UE el déficit porque España "no llega ni con la lengua fuera"

Cree que unas terceras elecciones sería para "hacérselo ver" y que tendría que "pasar algo", como que no concurran los cuatro candidatos
El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha recordado al próximo Gobierno que salga de las urnas el 26 de junio que la primera tarea que tiene por delante es acudir a Bruselas para negociar un calendario de consolidación fiscal "más amplio y flexible", ya que, según ha advertido, "España no llega ni con la lengua fuera al 1% --del déficit sobre el PIB-- en 2019 por mucho que se empecinen las autoridades europeas".
Así de contundente se ha mostrado el secretario general de CC.OO. en una rueda de prensa ofrecida este viernes en Valladolid en la que ha insistido en la necesidad de corregir un calendario de consolidación fiscal "tan constreñido" como el actual al que habría que acompañar de una oferta de reforma fiscal que permita sostener un modelo social para un país "que no se puede apretar más el cinturón".
Toxo ha aludido en sus críticas al resultado de las medidas de austeridad adoptadas desde mayo de 2010 y que "se han ido de madre", algo que, según ha ironizado, han entendido a estas alturas todas las instituciones, entre las que ha citado al FMI, "salvo las autoridades comunitarias y algunos gobiernos".
Ignacio Fernández Toxo ha expresado su confianza en que los ciudadanos apuesten por un gobierno de cambio que sepa alinear los intereses de la economía con las necesidades de las personas y ha reconocido que serán necesarias dos legislaturas para corregir los efectos de las políticas de austeridad aplicadas en los últimos seis años.
"Todos tienen que empujar en esa dirección de cambio y de mejora", ha reclamado Toxo, quien ha advertido de que, de no ser así, los sindicatos se pondrán a la cabeza de las manifestaciones en pro de unas medidas más justas y sociales, para aclarar que no está hablando de una huelga general.
Toxo ha alertado al respecto del "riesgo potencialmente alto" que tiene España de vivir un conflicto social, como ocurrió en 1988, para el que bastaría una chispa que encienda una mecha que pase por encima de toda la sociedad.
"La obligación de los partidos y de quien venga a gobernar es dar una respuesta", ha reclamado el secretario general de CC.OO., quien ha recordado a las distintas fuerzas que concurren a las elecciones generales del 26 de junio que la gente ha puesto fin al bipartidismo y ha lanzado un mensaje de diálogo y entendimiento ante el que los partidos se han mostrado incapaces, lo que ha derivado en unas segundas elecciones.
Preguntado por unas posibles terceras elecciones, Toxo ha sido tajante al criticar que sería "para hacérselo ver" para añadir que si los partidos no son capaces de llegar a un acuerdo de Gobierno tendría que pasar algo, como que no concurrieran los cuatro mismos candidatos.
El secretario general de CC.OO. ha defendido una vez más la propuesta sindical de elevar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 800 euros en el primer año de mandato, una "razón de justicia distributiva", que "en contra del credo ultraliberal", favorecerá el consumo y la demanda interna, tirará de la economía y generará empleo en unos momentos en los que la inversión está "bajo mínimos".
Los sindicatos, que han trasladado ya sus 20 propuestas de cara a las elecciones al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, para continuar la próxima semana con un encuentro con Unidos-Podemos y con la incógnita de si habrá un encuentro con PP y Ciudadanos, consideran que la economía española sólo podrá crecer de manera sostenida y vigorosa a través de la vía de las rentas familiares ya que, de lo contrario, se corre el riesgo de "volver a las andadas" de la destrucción de empleo.
Toxo ha explicado que ese aumento del SMI tendrá un efecto positivo también en los ingresos del sistema de la Seguridad Social, que acumula un déficit anual de 12.000 millones de euros, y evitará la "tentación" de volver a "meter la tijera" al sistema.
En este sentido, ha recordado que el Gobierno, ahora en funciones, tomó la "precaución" de dejar unos presupuestos generales para 2016 que, según ha evidenciado, se pueden modificar a base de créditos extraordinarios, afirmación que ha aprovechado para cargar contra el actual Ejecutivo por mandatar a las comunidades nuevos cambios para hacer frente al agujero fiscal que deja el PP por incumplir el objetivo del déficit.
Toxo ha puesto como ejemplo algunas "píldoras" que evidencian la degradación de la situación laboral en España, como trabajadores que encadenan hasta tres y cuatro contratos en el aeropuerto de Mallorca y que se llegan a cambiar de ropa "hasta cinco veces al día" o las camareras que trabajan en los hoteles a las que se ha bajado el salario a la mitad en los tres mejores años turísticos de España.