Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de Coca-cola impulsan una marcha hasta Madrid contra el cierre de plantas

El presidente de Cepyme critica la "irresponsabilidad social corporativa" de la empresa y anima a no consumir sus productos
Los trabajadores de Coca-Cola están a la espera de la autorización pertinente para convocar, de manera conjunta, desde cada una de las plantas "una marcha" hacia Madrid para finales de la semana que viene para protestar contra los planes de al empresa de cerrar diversas plantas, entre ellas la de Alicante, según ha detallado a Europa Press el presidente del comité de empresa del centro alicantino, José Vicente Salinas Varó.
Varó se encuentra en la capital de España, donde este martes arrancan las negociaciones entre la multinacional y los comités de empresa de las plantas españolas y en el que se ha planteado el cierre de cuatro de ellas.
"En cuanto tengamos los permisos, lo concretaremos. Aquellos que no puedan venir lo harán en sus días festivos entre trabajo", ha avanzado Varó antes de entrar a la reunión.
La representación sindical de cada planta planteará en el encuentro "una reorganización de la plantilla" mediante prejubilaciones y traslados voluntarios, siempre y cuando la compañía retire la propuesta de cierre de las plantas, ha insistido el presidente del comité de empresa de la planta alicantina.
Por otra parte, José Vicente Salinas Varó se ha mostrado satisfecho por las consideraciones hechas públicas por el presidente de la patronal de la pequeña y mediana empresa alicantina, Cepyme, en un artículo de opinión titulado 'Coca-cola, un ejemplo a no seguir'.
En dicho texto, el portavoz de la organización empresarial explica que "el problema no es que no se tengan beneficios, ni que se encuentre amenazada la producción, nada de eso, es únicamente una cuestión logística encaminada a mejorar la productividad y para eso fría, pero alegremente, se decide el cierre de cuatro fábricas, de numerosos despidos que afectan a centenares de familias y que contribuyen a la degradación de un territorio ya devastados por la crisis.
"La marca Coca-cola acaba de dar un ejemplo a no seguir de clara irresponsabilidad, es decir, de Irresponsabilidad Social Empresarial, cerrando una de las plantas más rentables de España, la de Alicante".
En la misma línea, opina que hay que "indignarse y castigar a los que nos estrujan, a unos ciudadanos en las urnas cuando proceda y a otros a no consumir sus productos y servicios de forma inmediata".
"Indudablemente --prosigue-- llegará una nueva generación de consumidores socio-conscientes que provocará los ajustes que necesita el sistema, el problema es que llegará tarde y será la reacción a una degradación que nos habrá hecho sufrir con su insensibilidad; ahora será el reto de ciudadanos y empresarios comenzar a reclamar que la Responsabilidad Social Empresarial se cumpla no está simplemente en un manual, ni en los anuncios de felicidad artificial que nos proyectan".
"TENDRÁ QUE ESCUCHAR A LA SOCIEDAD"
Al respecto, Varó se ha mostrado de acuerdo en que "la gente deje de consumir lo veo bien para que la empresa se siente a negociar" y ha asegurado que "si la sociedad, que es la que consume, deja de hacerlo tendrá que escuchar lo que le diga la sociedad y lo que le diga la gente".
Además, este martes se celebra la segunda jornada de concentraciones que la plantilla realizará a las puertas de la planta de Alicante entre las 13.00 y las 15.00 horas y que preceden a la marcha que está previsto realizar el sábado a las diez de la mañana entre el centro de trabajo y la plaza de la Muntanyeta.