Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de Puleva se concentran este sábado en Alcalá de Guadaíra en contra del cierre de la planta

Los trabajadores de Puleva se concentrarán este sábado en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra en contra del cierre de la planta, que afecta a 70 trabajadores a los que la compañía Lactalis propone traslados a la fábrica que mantiene en Granada, según fuentes sindicales han señalado a Europa Press.
La concentración se llevará a cabo a las 11.00 horas en la Plaza de la Plazuela en "defensa de sus puestos de trabajo", asimismo el comité de empresa mantendrá en la tarde de este viernes una reunión con representantes del Ayuntamiento del municipio dentro de las diferentes acciones que están llevando a cabo para buscar apoyos.
De igual manera, este viernes han mantenido un encuentro con la dirección de la empresa donde "no se han llevado una buena noticia", ya que el próximo jueves se iniciará el periodo de consultas, que durará como máximo 15 días, para negociar el cierre de la planta alcalareña.
Cabe recordar que los empleados de la planta de Puleva en Alcalá de Guadaíra ya han pedido a la empresa Lactalis que devuelva las subvenciones públicas que haya podido recibir, ante el anuncio de cierre de la planta sevillana.
Los trabajadores han pedido que si la empresa ha recibido alguna subvención y si esas ayudas eran para mantenimiento del empleo, exigen que "sean devueltas", a la Junta o al Gobierno o a la administración que las haya concedido". Han indicado a Europa Press que esa circunstancia se le comunicó a representantes de la Junta hace varios días y se le pidió que tratara de averiguar si ha habido subvención.
En ese sentido, han precisado que "por ejemplo, 25 compañeros de Lactalis procedían de la antigua azucarera de La Rinconada, y para su recolocación en Lactalis se dieron subvenciones".
Los trabajadores de esta forma aseguran que "la empresa ha recibido las subvenciones aunque se desconoce la cuantía exacta que se dirigió a Puleva en Sevilla".
Por su parte, la Corporación municipal del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha apuntado una declaración institucional, donde el Ayuntamiento recuerda que esta planta se ubica en Alcalá desde hace más de 70 años y el cierre de la mismas con el traslado de la producción a Granada "afectará a muchos trabajadores que han dedicado a Puleva toda su vida y que se encuentran totalmente afincados en Sevilla, además de que supondrá un gran varapalo para el tejido productivo de la ciudad y para muchos pequeños contratistas que verán peligrar sus empresas debido al cierre de esta gran fábrica".
En un comunicado, el Ayuntamiento alcalareño asegura que todos los grupos políticos que forman la Corporación de Alcalá piden a dicha multinacional que "reconsidere su postura y que, ya que lleva apostando por esta fábrica desde 1968, haga un esfuerzo y cuente con nosotros en lo que considere para que, entre todos, la saquemos adelante".