Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de mantenimiento del AVE en Madrid inician una huelga indefinida

Los trabajadores de la empresa encargada del mantenimiento del AVE en Madrid han iniciado este martes una huelga de carácter indefinido, convocada por los sindicatos UGT y CCOO, en protesta por la implantación de un nuevo calendario laboral y por la falta de negociación en la búsqueda de fórmulas para la conciliación laboral y familiar.
Según ha explicado el portavoz del comité de empresa, Angel Lancho, la huelga ha comenzado ya y este mediodía los empleados que secundan los paros se están concentrando en el centro de trabajo de Santa Catalina frente a la postura que mantiene sobre estas cuestiones la empresa Nertus, Mantenimiento Ferroviario y Servicios S.A.
En la primera jornada de huelga se ha desarrollado con normalidad con el cumplimiento de los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento (sobre el 50% del personal habitual) y con una "alta participación" de la plantilla, tal y como remarcan desde UGT.
El comité de empresa también denuncia la "falta de reconocimiento" de las categorías profesionales en una plantilla con "una altísima preparación" y que lleva, a su juicio, a una situación "más próxima a la precariedad laboral que a una empresa moderna y competitiva".
Recuerdan que el AVE S-103 es el tren con más fiabilidad de Renfe y fabricado por Siemens, que lleva prestando servicio en España seis años y donde los trabajadores de Nertus han venido realizando el mantenimiento integral.
El AVE S-103 realiza su servicio comercial en la línea de Alta Velocidad Madrid-Zaragoza-Barcelona, dando servicio a más de 3 millones de viajeros al año y convirtiéndose en la línea más rentable de Renfe, según recalcan los sindicatos convocantes.