Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal rechaza que los accionistas holandeses voten sobre la división de Fortis

Vista de la sede del banco Fortis en Luxemburgo, Luxemburgo. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Mercantil de Amsterdam negó hoy el derecho a voto sobre la división de Fortis a los accionistas holandeses del grupo bancario y de seguros, que se reunirán en junta extraordinaria el próximo viernes, indicaron fuentes judiciales.
Con su decisión, el juez Huub Willems rechaza la petición de la Asociación de Accionistas Europeos, que, en nombre de 15.000 inversores de Fortis, exigían a la directiva del banco que les permitiese votar sobre esta cuestión durante la junta que se celebrará en la ciudad holandesa de Utrecht (centro del país).
El Tribunal Mercantil aceptó en noviembre investigar si los acuerdos sobre el desmantelamiento de Fortis cumplieron todos los requisitos legales necesarios.
El tribunal argumentó, entre otras cosas, que los accionistas holandeses "pueden de una u otra forma votar en Bruselas sobre las transacciones puestas en tela de juicio".
Además, el tribunal de Amsterdam puntualizó que de demostrarse presuntos errores de ley cometidos durante la segregación de Fortis, ello "conllevaría a una indemnización" a los accionistas, pero "nunca" a "revertir" esas decisiones.
Fortis, que tiene una estructura organizativa dual -en Bélgica y Holanda- limita el derecho a voto sobre la segregación de la entidad a la junta de accionistas que se celebra el próximo miércoles en Bruselas.
Los accionistas belgas tienen que pronunciarse sobre el proceso de desmembración ocurrido en septiembre y octubre del año pasado y acerca de las nuevas condiciones pactadas a finales de enero para la entrada del banco francés BNP Paribas, que se hará cargo de los servicios bancarios en Bélgica y entrará en la división de seguros.
El grupo asegurador chino Ping An, primer accionista de Fortis con el 5 por ciento del capital, anunció el domingo que votará en contra de las decisiones que llevaron al despiece y venta de la entidad financiera.
En septiembre y octubre de 2008 los gobiernos de Bégica, Holanda y Luxemburgo, tomaron una serie de medidas para salvar el banco asegurador, que incluyó la separación de los activos holandeses (nacionalizados por el Estado de ese país) y la venta de las actividades bancarias en Bélgia y Luxemburgo a BNP Paribas.
El pasado diciembre de 2008, el Tribunal de Apelación en Bélgica dio la razón a los accionistas, que exigían haber podido votar sobre la división del grupo belgo-holandés de banca y de seguros.
Fortis ha estado preparando un plan de urgencia en el caso de que se produzca un voto negativo de sus accionistas a las decisiones de despiece y venta de la entidad, a fin de asegurar la liquidez necesaria si ve rechazado su acceso al mercado interbancario.
La dirección de la entidad teme que si los accionistas votan en contra, la situación de la entidad podría ser tan crítica como la que atravesó cuando se produjo la primera operación para salvarla, el pasado septiembre.
Entonces, ante el inminente riesgo de quiebra, los gobiernos de Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron la nacionalización parcial de la entidad.
Holanda compró la división holandesa de la banca y la parte de ABN-AMRO que estaba en manos de la entidad belga-holandesa.
Fortis prevé que, si no logra acceso al mercado interbancario, tendrá que garantizar su liquidez con los créditos de urgencia del Banco Central belga con el apoyo del Banco Central Europeo.