Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tubacex ganó 1,9 millones en el primer semestre de 2017 y registró unas ventas de 241 millones, un 7,7% menos

La empresa Tubacex ha cerrado el primer semestre de 2017 con un beneficio de 1,9 millones de euros, un 9,3% más, y unas ventas de 241,4, un 7,7% menos que en el mismo periodo del año anterior, en un contexto de mercado que se encuentra en "uno de sus niveles más bajos y con retrasos en la adjudicación de proyectos", según ha hecho público la compañía alavesa en una nota de prensa.
La estrategia del grupo, basada en un "buen posicionamiento" en productos de alto valor añadido, le permite contar con la cartera de pedidos "más alta de su historia", por valor de 700 millones de euros a suministrar en los próximos tres años, y le garantiza a la firma disponer de una "gran solidez" financiera que asegura los vencimientos de deuda para el próximo trienio.
La comercialización directa a ingeniería y cliente final se mantienen como el primer canal de ventas del fabricante de tubos y ha representado hasta junio el 85% de la entrada de pedidos. "El camino que iniciamos hace unos años para convertirnos en un proveedor global de soluciones tubulares integrales es el acertado y seguimos avanzando en esa dirección", ha asegurado el consejero delegado del grupo, Jesús Morís.
Con respecto a su previsión para el resto del ejercicio actual, Tubacex confía en que "la peor parte de la crisis haya pasado", y en una mejoría "gradual" en la captación de pedidos durante el segundo semestre, movimientos que se reflejarán sobre todo en 2018 y 2019.
El resultado semestral de Tubacex se ha registrado durante un periodo en el que las materias primas se encuentran en "mínimos históricos", con caídas del 7,5%, y con el precio del barril de petróleo un 15,7% por debajo del que tenía al cierre de 2016.
Esmorís ha señalado en el comunicado que, pese "a la debilidad del mercado, los esfuerzos de los últimos años para acelerar nuestro posicionamiento en productos Premium está dando sus frutos y nos ha permitido acceder y ganar diversos proyectos específicos". SALTO CUANTITATIVO.
"Por primera vez esta cartera incluye un componente importante de soluciones de ingeniería para el usuario final, lo que supone un salto cuantitativo en nuestro modelo de negocio", ha asegurado Esmorís.
Entre esos pedidos, el fabricante de tubos ha significado el acuerdo alcanzado con la compañía china Hengli Petrochemical para el suministro de tubos destinados a la que será una de las mayores refinerías del mundo y se trata del mayor encargo en el país asiático que ha recibido la empresa para un cliente final.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda) registrado al cierre de junio pasado fue de 17,6 millones, un 11,7% inferior principalmente debido a dos factores. En primer lugar, por la adquisición de materia prima para cobertura de la cartera de pedidos actuales y, en segundo, por el aumento del stock de producto final para tener la capacidad de ofrecer a los clientes el producto adecuado en el momento preciso.
La acción de la compañía se ha revalorizado durante el pasado semestre un 22,2%, cerrando en 3,335 euros por acción a 30 de junio.Asimismo, la capitalización bursátil asciende a 443,5 millones de euros, frente a los 363 millones de euros con los que cerró 2016.