Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE da un mes a Grecia para que adopte medidas para evitar el riesgo de quiebra

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha asegurado que los socios europeos no dejarán a Grecia a merced de "la voracidad de los mercados", si las medidas de ajuste no funcionaran para estabilizar la situación. El Gobierno griego se ha comprometido a tomar "medidas adicionales" de recorte de gastos y aumento de ingresos si de aquí a un mes el plan de ajuste presentado hasta ahora no alcanza el objetivo de reducción drástica del déficit en cuatro puntos del PIB (del 12,75% al 8,7%).
En rueda de prensa tras las reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro, Juncker ha explicado que, si el plan de ajuste griego actual, más eventuales medidas adicionales, no bastaran de aquí a un mes, para devolver la confianza, los socios europeos tomarían entonces "medidas determinadas y coordinadas" para ayudar a Grecia.
"No hemos querido anunciar qué instrumentos utilizaríamos. Pero tengan ustedes claro que si llegara el día, si fueran necesarios, tendremos los instrumentos", ha asegurado Juncker.
"Los mercados se equivocan ampliamente si creen que pueden poner de rodillas a Grecia", ha añadido
El presidente del Eurogrupo ha anunciado también que corresponde a Atenas decidir qué medidas serán esas, pero que Atenas se ha comprometido ya a tomarlas, a partir de una propuesta de la Comisión Europea, si se hiciera necesario.
No obstante, los ministros de Finanzas de la zona euro han expresado  su confianza en que el plan anunciado hasta ahora por el Gobierno de George Papandreu, definido como "ambicioso", conducirá a los resultados esperados.
"Hoy es Grecia, mañana puede ser otro país"
"Estamos intentando cambiar el rumbo del Titanic, pero no puede hacerse en un día", dijo el ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinu, a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la eurozona consagrada a examinar la crisis griega. 
"Si se necesitan medidas fiscales adicionales las adoptaremos. Hoy es Grecia, mañana puede ser otro país. Cualquier país europeo puede ser presa de las fuerzas especulativas", avisó Papaconstantinu.
Por su parte, el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, insistió en que es muy probable que el Gobierno griego deba adoptar nuevas medidas para recortar en 4 puntos su déficit público. "Esperamos que en su momento el Gobierno griego adopte las medidas adicionales necesarias para alcanzar ese objetivo", afirmó.
"Pensamos que se están materializando los riesgos relacionados con la aplicación", dijo Rehn, "y por ello hay motivos claros para adoptar medidas adicionales".
El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, afirmó que la reducción del déficit es una "obligación" para el Gobierno de Atenas. "En marzo verificaremos si Grecia está en la buena vía y si no se pedirán medidas adicionales", subrayó.
Por su parte, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó que los ministros de Economía de la eurozona aprobarán este lunes recomendaciones dirigidas a Grecia para que reduzca su déficit público y evite el riesgo de quiebra pero dejó claro que no desvelarán ningún plan de rescate con medidas concretas.
"No deben esperar eso", dijo Salgado al ser preguntada por si los países de la eurozona acordarán un plan de rescate de Grecia. "No está previsto", subrayó.
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se comprometieron la semana pasada a salir al rescate de Grecia si es necesario pero no explicaron los mecanismos concretos que utilizarán para salvar al país de la bancarrota.