Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT y CC.OO. denuncian la falta de prevención de ri

Rechazan completamente el anteproyecto de Ley de Mutuas, ya que "considera al trabajador un defraudador que no puede ponerse enfermo"
UGT y CC.OO. llevarán a cabo movilizaciones (manifestaciones, concentraciones, jornadas, asambleas, etc) el próximo lunes 28 de abril, con motivo del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, para denunciar la precarización de las condiciones laborales a raíz de la crisis y exigir mayor atención a la prevención de accidentes y enfermedades profesionales en las empresas y en la Administración mediante, entre otras cosas, la aprobación de la Estrategia Española en la materia para el periodo 2014-2020.
Así lo han avanzado los secretarios de Salud Laboral de UGT y CC.OO, Marisa Rufino y Pedro Linares, respectivamente, en rueda de prensa para presentar este programa de movilizaciones, que tendrá como lema 'la desregulación legislativa condena la seguridad y la salud de los trabajadores y la economía de España'.
Además, desde las centrales sindicales han anunciado que presentarán un manifiesto en la sede de la Comisión Europea para "denunciar el cambio de rumbo en las políticas de prevención y pedir que estas cambien a partir de las próximas elecciones", ya que el programa Refit "oculta una de las mayores agresiones conocidas contra la protección social" y considera la prevención laboral "una carga para las empresas".
Con respecto a la Administración Central, además de solicitar la aprobación de la Estrategia Española en Seguridad Laboral 2014-2020 que "se está demorando demasiado", han mostrado su "completo rechazo al anteproyecto de Ley de Mutuas", ya que considera al trabajador "un defraudador que no puede ponerse enfermo".
Para Rufino, la aprobación del actual anteproyecto podría suponer "un repunte de la siniestralidad", y ha criticado la gestión que se realizaría de la incapacidad temporal por contingencias comunes al "dar capacidad a la Mutua para proponer el alta sin la existencia del acto médico".
Asimismo, según han explicado, al verse reducidas las políticas públicas encaminadas a reducir la siniestralidad "se ha producido un cambio de tendencia en los índices de siniestralidad".
Así, CC.OO. Y UGT han denunciado un incremento de los accidentes laborales en 2013 "en términos relativos". Durante el pasado año fallecieron 540 personas en accidente laboral, un 4,2% menos que un año antes en términos absolutos, pero un 0,8% más en términos relativos al haber descendido más la población con cobertura que el número de muertos en accidente laboral.
Por otro lado, en 2013 se produjeron 1,1 millones de accidentes profesionales, un incremento del 2,6% en términos relativos. Mientras, durante el pasado año se registraron 13.670 casos de enfermedad profesional, la mayoría de ellos por trastornos musculoesqueléticos.
UN TRABAJADOR FALLECE AL DÍA
Con estos números, un trabajador fallece cada día, once tienen un accidente laboral de carácter grave y 1.246 sufren un accidente leve. Además, siete de cada diez trabajadores afirman tener problemas de salud por acudir a su puesto de trabajo.
En concreto, ambas centrales sostienen que la importante pérdida de empleos en la construcción, la agricultura o la industria, que hoy por hoy tienen una incidencia de siniestralidad mayor a la media, ha hecho que los registros bajen.
Asimismo, desde los sindicatos se ha denunciado "la rigidez de la lista de enfermedades profesionales", y la necesidad de "ampliar el listado" porque hay numerosos casos de enfermedades profesionales que no son registradas como tal "con el consiguiente perjuicio para la población y para el afectado".
Por otro lado, han criticado a las empresas porque "ven la prevención como un gasto", y no se invierte lo necesario en reducir la siniestralidad. Así, han denunciado que en muchas de ellas "no se realizan evaluaciones de riesgo y los trabajadores están sin informar" y han resaltado la importancia de que haya representación sindical en las mismas para mejorar las medidas encaminadas a prevenir los accidentes laborales.
FRENTE AL CÁNCER DE ORIGEN LABORAL
Por otra parte, para CC.OO. y UGT es "necesario hacer frente al problema del cáncer de origen laboral", ya que consideran que "hay un subregistro en este tema", por lo que es "necesario hacer visible lo invisible".
En 2013 se cerraron 34 casos de enfermedad profesional causados por exposición a agentes cancerígenos, a los que habría que sumar "un número indeterminado de reconocimientos entre trabajadores jubilados".
Así, solicitan a los distintos grupos parlamentarios la aprobación de legislaciones adecuadas para reducir la exposición y las conductas de riesgo, solucionar el problema de subregistro y actualizar y ampliar el listado de enfermedades profesionales.
Los representantes sindicales han querido hacer especial hincapié en el problema que supone el cáncer provocado por la exposición al amianto, y han denunciado que en 2012 hubo 3.3989 trabajadores afectados por este problema, pero solo 64 fueron declarados enfermedad profesional.