Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT exige la ratificación del Convenio 189 de la OIT para aumentar la protección del empleo doméstico

UGT ha vuelto a exigir al Gobierno que ratifique el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para aumentar la protección de los empleados domésticos, uno de los sectores "más feminizado, precarizado y el de mayor volumen de población trabajadora extranjera".
En un comunicado, el sindicato señala que este jueves se cumplen cinco años de la adopción del Convenio de la OIT sobre trabajo decente para los trabajadores doméstico, ratificado ya por 22 países, seis de ellos miembros de la UE.
Sin embargo, critica que el Gobierno español "se ha negado reiteradamente a iniciar los trámites" para la ratificación de un instrumento internacional que obligaría a avanzar en la "progresiva equiparación de derechos entre los trabajadores del hogar y el resto de trabajadores".
Por ello, exige su ratificación para ayudar a aumentar la protección en un sector "altamente precarizado, feminizado y empobrecido", en el que la mitad de los empleados ganaron por debajo del SMI en 2014.
Un informe de UGT señala que el porcentaje de mujeres afiliadas a la Seguridad Social en el régimen especial de empleados del hogar se situó en el 5% en 2015, mientras que en el caso de las mujeres extranjeras supuso el 25% del total.
El 46,5% de los ocupados en el empleo doméstico ganaba menos de 638 euros al mes en 2014, cuando una empleada de hogar a tiempo completo percibía el 45,9% del salario medio a tiempo completo general.
Además, la pensión de jubilación media en 2015 de una empleada del hogar era un 49% inferior a la pensión media.
Por ello, junto a la ratificación del convenio de la OIT, UGT pide la adopción de medios "eficaces" por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad social para controlar las condiciones de trabajo, y que "la relación laboral no se utilice por parte de las administraciones para sustituir servicios que deben ser prestados por las mismas".
También reclama la convocatoria "inmediata" de la mesa tripartita comprometida para abordar un sistema específico de protección por desempleo, la inclusión del empleo doméstico en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y la eliminación del desistimiento como causa de extinción del contrato.