Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA critica que el Ministerio de Agricultura no tranquilice ni al sector ni a los mercados

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha calificado de "frustrante" el resultado de la reunión mantenida con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ante la falta de avances y medidas concretas, según ha informado la asociación en un comunicado.
La organización agraria ha criticado que el Ministerio de Agricultura no haya tranquilizado ni al sector agrario ni a los mercados, aunque tras la reunión mantenida ayer en la sede del Departamento los melocotones y nectarinas tendrán prioridad en la retirada de productos.
"Pensábamos en poder decir a los agricultores que, en este momento, están entregando su fruta sin precio y qué posibilidades tendrían para poder defender sus producciones y el precio de las mismas", ha explicado Nacho Senovilla, secretario de Agricultura de UPA Federal.
En concreto, UPA ha mostrado su preocupación ante el desplome del mercado de la fruta de hueso, que ya atravesaba dificultades antes de la decisión del veto ruso. "La fruta de hueso abarrota las cámaras y no se puede meter la de pepita, que ya está empezando a verse afectada. La situación es crítica y existe el temor de que se extienda a otras producciones", ha explicado.
La organización agraria insiste en que la principal prioridad es exigir medidas urgentes. "Cuanto más tardemos, más nos va a costar a todos esta crisis. Sólo un reglamento rápido que indique las condiciones de retirada puede reequilibrar en estos momentos el mercado, pero hay que actuar ya", ha insistido Senovilla.
Por otro lado, UPA denuncia que los intermediarios y la distribución han aprovechado la situación haciendo su "particular agosto" al pagar al productor mucho menos o nada por el producto y al mantener prácticamente los precios al consumidor.
De esta forma, la asociación agraria ha hecho un llamamiento a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) para que ejerza sus competencias y vigile las prácticas de abuso a los productores.