Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La matriz de Uniqlo gana un 30% menos en su primer trimestre y recorta previsiones

La competidora de Inditex quiere convertirse en "el número uno mundial" y ya cuenta con más tiendas fuera que dentro de Japón
Fast Retailing, matriz de la cadena textil japonesa Uniqlo, obtuvo un beneficio neto atribuido de 48.024 millones de yenes (376 millones de euros) en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, lo que representa un retroceso del 30,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó la multinacional, que ha revisado a la baja sus previsiones anuales.
La facturación de la firma textil nipona entre septiembre y noviembre de 2015 sumó un total de 520.303 millones de yenes (4.073 millones de euros), un 8,5% por encima de la cifra de negocio del mismo intervalo del ejercicio anterior, mientras que el beneficio operativo disminuyó un 16,9%, hasta 75.921 millones de yenes (594 millones de euros).
Las ventas del propietario de Uniqlo disminuyeron un 0,7% en el mercado japonés, mientras que a nivel internacional registraron un incremento del 17,2%.
De este modo, la multinacional japonesa ha revisado a la baja sus previsiones para el conjunto del ejercicio. En concreto, la compañía prevé cerrar el año con un beneficio neto de 110.000 millones de yenes (861 millones de euros), en línea con el dato del ejercicio precedente, pero un 4,3% menos que su anterior pronóstico de agosto.
Asimismo, la matriz de Uniqlo espera alcanzar en el conjunto de su ejercicio fiscal una cifra de negocio de 1,8 billones de yenes (14.092 millones de euros), un 7% más que el año anterior, aunque un 5,3% menos de lo estimado en agosto.
"La visión a medio plazo del Grupo es convertirse en el fabricante y minorista de ropa número uno a nivel mundial", declaró la compañía, que para este fin ha concentrado sus esfuerzos en expandir las operaciones globales de Uniqlo, impulsando el número de tiendas en cada país donde opera, así como inaugurando tiendas insignia ('flagship stores') y de gran formato, además de incorporar colecciones de diseñadores internacionalmente reconocidos como Ines de la Fressange.
"Esta estrategia busca impulsar el conocimiento y disponibilidad de la marca Uniqlo y fortalecer su base de operaciones", explicó la compañía, que por primera vez cuenta con más tiendas en el extranjero que en Japón.
En concreto, al cierre de su primer trimestre fiscal, Uniqlo disponía de 806 tiendas directamente controladas en territorio japonés, tras cerrar 18 establecimientos, mientras que a nivel internacional alcanzaba las 864 tiendas tras la apertura de 66 establecimientos durante su primer trimestre fiscal, lo que supone un aumento de 169 tiendas a nivel interanual.