Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu eleva la previsión de crecimiento de la economía vasca hasta el 1% en 2014

Dice que Euskadi ha puesto "pie en tierra" y tiene la oportunidad de iniciar la recuperación y crecer sobre "una base sólida"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha elevado la previsión de crecimiento de la economía vasca para 2014 hasta tasas cercanas al 1 por ciento, frente al 0,8 por ciento de la última estimación oficial del Ejecutivo. Tras asegurar que "Euskadi va a crecer, y lo va a hacer sobre una base sólida", el presidente del Gobierno vasco, se ha mostrado convencido de que la Comunidad Autónoma ha puesto "pie en tierra" y tiene ahora "la oportunidad de iniciar la recuperación".
Ante el Parlamento vasco, con motivo del pleno de Política General, Urkullu ha afirmado que, tras dos años de caída del PIB, la estimación del Ejecutivo, es que Euskadi "pueda llegar a alcanzar" porcentajes de crecimiento económico cercanos al 1 por ciento al concluir el próximo año.
A la espera de que el Departamento de Hacienda concrete la cifra concreta, el dato aportado por el lehendakari eleva la última estimación oficial de su Gabinete para 2014, establecida en el 0,8 por ciento. Por ello, Urkullu se ha mostrado convencido de que "vamos a crecer, y lo vamos a hacer sobre una bases sólidas". "Se trata de que activemos al máximo nuestras capacidades", ha dicho.
Urkullu ha citado datos que avalan su "expectativa cierta" de un "horizonte mejor", entre ellos los de exportaciones, que han cerrado el primer semestre con un incremento del 2,5 por ciento hasta alcanzar la cifra récord de 10.400 millones de euros. "Es previsible que esta tendencia se pueda mantener, o incluso mejorar durante todo el año, superando los 20.000 millones de facturación en el exterior", ha puntualizado.
También ha aludido al "cambio de tendencia en la evolución del PIB" registrado en el segundo trimestre de 2013 en la tasa interanual, un "punto de inflexión" que se produce, "por primera vez, tras dos años consecutivos, 2011 y 2012, de descenso progresivo". Según ha dicho, la economía vasca ha bajado solo un 0,1 por ciento en el segundo trimestre, "lo que alienta la confianza en el previsible final de la recesión".
Otro dato alentador, para el presidente del Gobierno autonómico, es "la mejora de la economía europea", en particular las de Francia y Alemania, países que "acaparan más de un tercio del destino potencial de la actividad económica" del País Vasco. "La recuperación de Francia y Alemania, con una evolución del PIB en positivo del 0,3 y 0,5%, va a tener una traslación directa en la mejora de la economía vasca", ha dicho.
Por último, se ha referido a "la positiva evolución" de la recaudación en las Haciendas Forales, y ha afirmado que los indicadores fiscales de agosto, con un incremento del 3,68 por ciento, "ponen de manifiesto el cumplimiento de las previsiones".
Además, ha apuntado a la reforma fiscal que se llevará a cabo en los próximos meses, para afirmar que permitirá "obtener incrementos en la recaudación a lo largo de la legislatura", aunque las modificaciones "no tendrán incidencia en los presupuestos 2014, sino en los siguientes".
SITUACIÓN ACTUAL
Urkullu ha aludido a la actual situación económica de Euskadi, cuyo PIB, según ha recordado, en 2013 descenderá en un 1,2 por ciento respecto al año anterior, frente al descenso de 1,6 por ciento de la economía española.
Ha lamentado que 2012 se cerrará con una tasa de paro del 14 por ciento, "la más elevada de todo el período de crisis", lo que supondrá que aumentará el número de desempleados, "reflejando la gravedad y profundidad de la crisis y su afección al empleo". "El año pasado perdimos 30.000 empleos. Este año vamos a perder 20.000", ha dicho.
Según ha afirmado, 50.000 hogares vascos tienen a todos sus miembros en paro y "uno de cada tres jóvenes que busca trabajo no lo consigue".
"CONTENER EL GOLPE"
A su juicio, ante "esta realidad" la misión del Ejecutivo es "contener el golpe". Además, ha manifestado su convicción de que "las aguas de la crisis están controladas". "Estamos tocando fondo y, tras haber puesto pie a tierra, tenemos ahora la oportunidad de iniciar el camino de la recuperación", ha considerado.
Ha puntualizado que "poner pie en tierra" es actuar con "realismo", con el mismo con el que asumió "la gestión de un presupuesto en período de prórroga de 9.316 millones de euro" y que "el 1 de enero se va a ajustar a los ingresos estimados para el presente ejercicio".
No obstante, ha asegurado que el Gobierno "va a poder contar con una mayor capacidad de gasto" gracias a la "flexibilización" del objetivo de déficit y de deuda para el presente ejercicio. "Esta oportunidad de acceder a un mayor endeudamiento nos va a permitir afrontar con menor tensión y sacrificio la situación de crisis", ha señalado.
La "superior capacidad de gasto, lograda no en base a ingresos sino a flexibilización del déficit", se dedicará, según ha recordado, a medidas de estímulo concertadas con los Territorios Históricos, así como a planes comarcales de empleo, concertados con los Ayuntamientos.
Por último, Urkullu ha recordado que Euskadi ha "garantizado el compromiso con la consolidación fiscal" y sobre "esa base de rigor y responsabilidad en la gestión pública", el Ejecutivo asienta "ahora" la confianza en la recuperación. "Euskadi va a crecer. Estamos en la línea de poder superar el peor momento de la crisis", ha concluido.