Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valencia, sobre posibles ajustes: "Tenemos todavía recorrido de eficiencia y reducción de gasto pero hay una línea roja"

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Juan Carlos Moragues, ha afirmado este lunes que existe "todavía recorrido de eficiencia, de reducción del gasto y de reducción del coste de prestación de los servicios, pero hay una línea roja que no se puede atravesar, que es la garantía de la prestación de servicios públicos fundamentales en igualdad de condiciones que en el resto de España".
Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas antes de la inauguración de una jornada de fondos europeos, a preguntas acerca de si el Consejo se plantea realizar más recortes este año después del desfase respecto al objetivo de déficit registrado en 2013.
Al respecto, Moragues ha defendido que la Comunidad Valenciana es "la comunidad autónoma que mayor esfuerzo ha hecho", con "un ajuste fiscal o presupuestario de 1.579 millones de euros, lo que supone el 46 por ciento del ajuste de todas las comunidades autónomas", y una reducción del 41 por ciento con datos de 2012 y 2013.
Además, ha insistido en que los ingresos que recibe del modelo de financiación "cubren el 89 por ciento de sanidad y educación", situación que únicamente se da en esta autonomía y en Murcia (92%), mientras que el resto de autonomías "con lo que les da el Estado, les cubre el presupuesto de sanidad y educación".
"Tenemos todavía recorrido de eficiencia, de reducción del gasto y de reducción del coste de prestación de los servicios, pero hay una línea roja que se puede atravesar", recalca Moragues, quien reivindica que "un valenciano no es menos que un extremeño, un madrileño, un gallego o un catalán a la hora de recibir servicios públicos básicos como sanidad, educación y bienestar social".
"POR AHÍ NO VAMOS A PASAR"
"Y por ahí no vamos a pasar --advierte--, no vamos a reducir esos estándares de prestación de servicios públicos básicos y fundamentales porque si no, se produciría un agravio, y por ahí no estamos dispuestos a pasar, ha zanjado.
En este punto, ha reiterado que "la reducción del déficit ahora tiene que venir por la vía de los ingresos, tanto de la optimización de los activos a través de la posibilidad de hacer efectivos ingresos extraordinarios como de la gestión de tributos propios y cedidos no sujetos a liquidación, como a través del modelo de financiación".
Preguntado por la posibilidad de bajar impuestos en ese contexto, ha indicado que están "a la espera de la reforma fiscal", tras la presentación del informe de expertos sobre todos los impuestos del sistema fiscal español, y "opinando y hablando con el Ministerio" para que la posición de la Comunitat "se tenga en cuenta".
"HAY QUE VER CÓMO SE DISEÑA LA REFORMA FISCAL"
"Hay que ver cómo se diseña esa reforma fiscal y cómo afecta a la autonomía tributaria y fiscal y a la capacidad fiscal de las comunidades autónomas", recalca Moragues, quien recuerda las palabras del ministro de Hacienda acerca de la importancia de la reforma fiscal "para impulsar el crecimiento, la riqueza y el empleo".
Al respecto, resalta que "hay que ver la reforma fiscal dónde va, qué impuestos se van a bajar" y después, de cara a 2015, la Generalitat deberá "analizar cómo ha quedado la reforma fiscal", ver su "capacidad tributaria y fiscal" y si está "en disposición y en la misma línea que va el Gobierno de reducción de impuestos, una vez conseguida esa estabilidad presupuestaria".