Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Vamos a dar una semana de cuartelillo para empezar a hablar de algo"

Los empleados de Metro han ratificado en la asamblea que han celebrado esta mañana la desconvocatoria de huelga hasta el próximo lunes para seguir con los paros el martes, siempre y cuando durante esta semana el Comité de Huelga no alcance ningún acuerdo con la dirección de la compañía. 
La propuesta del Comité ha sido votada por una mayoría casi absoluta, a pesar de que había otras dos sugerencias: continuar con la huelga indefinida a cambio de que se quitasen los expedientes, o seguir con los servicios mínimos dependiendo de la jornadas, pero situándolos muy por debajo del 50% fijado por la Comunidad de Madrid
La propuesta que ha salido adelante comprende suspender los paros "convocados por únicamente por Solidaridad Obrera pero en nombre de todos los sindicatos" hasta el lunes que viene, cuando se reunirán de nuevo en asamblea para decidir qué hacer.
"Vamos a dar una semana de cuartelillo para empezar a hablar de algo", ha mantenido el comité durante el encuentro, cediendo así a las peticiones de Metro que solicitan la desconvocatoria de huelga para poder negociar.
Aplicar una rebaja inmediata
Metro de Madrid está estudiando enviar una carta a todos los trabajadores de la compañía con su correspondiente nómina y con la rebaja del 5 por ciento en su sueldo, tanto en el mes de junio como en el de julio, si no se llegase a un acuerdo con las representaciones sindicales, informaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad. 
Esta rebaja del 5 por ciento en las nóminas de los dos meses se haría en aplicación de la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid aprobada la semana pasada en la Asamblea y que afecta a todos los trabajadores de las empresas públicas de la región, incluidos los del suburbano.EPF