Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero y la CEOE se reúnen para mejorar las líneas del ICO y cerrar el diálogo social

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se reunirá mañana con la Ejecutiva de la CEOE para tratar, entre otros asuntos, de qué manera se puede actuar "rápidamente" para perfeccionar las líneas de crédito del ICO, de forma que se mejore el crédito y la liquidez de las pymes.
Así lo avanzó hoy el jefe del Ejecutivo en una entrevista en la cadena Ser, donde, además, insistió en que uno de los objetivos del Gobierno es cerrar el acuerdo sobre diálogo social, que podría alcanzarse la próxima semana.
Para ello, dijo, el Gobierno se ha marcado dos objetivos: mejorar las circunstancias de los desempleados y "poner encima de la mesa" nuevas medidas de fomento del empleo.
Entre estas medidas se refirió a la posibilidad de que quienes se queden en paro puedan utilizar parte de las prestaciones pendientes de recibir por el desempleado como bonificación para su contratación indefinida, así como a "fomentar y estimular la contratación a tiempo parcial", propuestas que también analizará mañana con la patronal.
"Tenemos que volver a intentarlo y hacer una apuesta por el contrato a tiempo parcial", dijo Zapatero, quien elogió la colaboración de patronal y sindicatos con el Gobierno para dar respuesta a la crisis actitud que, en su opinión, "da seguridad a los ciudadanos".
El presidente recordó que la media europea de contratos parciales es del 20 por ciento, tasa que en España sólo alcanza el 10 por ciento, algo que, a juicio de Zapatero, es una de las causas de la elevada tasa de paro española.
Zapatero también tiene previsto analizar con los empresarios "las fórmulas más operativas" para que los ayuntamientos puedan pagar las deudas contraídas con pymes, dijo el presidente, quien reiteró su confianza en la que economía española comience a repuntar en 2010.