Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zurich y Telefónica lanzan un seguro para proteger la vida digital de las familias

Zurich Seguros y Telefónica Seguros han lazando "la primera solución del mercado" que ofrece a toda la familia protección integral frente a los riesgos de la era digital, un paquete de protección 'online' que incluye servicios digitales y coberturas de protección jurídica a quienes puedan sufrir ciberacoso o robo de identidad digital de forma fraudulenta.
"Se trata de una propuesta de valor pionera que cubre la exposición de los menores a Internet y la protección de la identidad digital de toda la familia, como respuesta a las nuevas tendencias de consumo y modos de vida de los clientes", afirman ambas empresas en un comunicado.
El pack de Protección Online de Zurich y Telefónica se lanza en tres modalidades para adaptarse a las necesidades de cada familia, siendo el más completo el paquete Integral, que ofrece protección para todos los miembros de la familia desde 92,23 euros.
Por su parte, el pack Personal tiene un coste desde 50,27 euros al año IVA incluido y está indicado para casos de robo de identidad, mientras que el paquete Junior, destinado para familias que están interesadas en contratar protección sólo para sus hijos menores, tiene un precio desde 52,34 euros.
En el caso de los menores, la solución cubre el análisis de vulnerabilidades, la reputación 'online', el borrado digital, la certificación electrónica y la adquisición de evidencias. Además, si fuera necesario, padres o tutores legales obtendrán defensa jurídica y asesoramiento psicológico.
Las aplicaciones utilizadas por los servicios que se contratan son útiles para la vigilancia y el control del uso de los dispositivos informatizados (móviles, tabletas y ordenadores) a los que tienen acceso tanto los menores de edad como el resto de miembros de la familia, de forma que se pueda garantizar su navegación segura.
Además, se incluyen servicios para el seguimiento y almacenamiento de informes de actividad en línea y el contenido de las comunicaciones, en particular de redes sociales, así como el bloqueo de ciertos sitios, que los padres o tutores legales del menor establezcan.
El sistema también permite, entre otras cosas, detectar resultados de búsqueda inapropiados, limitar el tiempo que los hijos pasan en Internet o conectados a sus dispositivos, restringir el uso de juegos y aplicaciones, localizar geográficamente el móvil de los menores, recibir alertas de emergencia cuando éste se encuentre en una situación problemática, bloquear o monitorizar llamadas y SMS y prevenir que accedan a páginas adultas.
Además, gracias a la información proporcionada por el sistema, los adultos pueden consultar y detectar a través de su plataforma de acceso posibles casos de acoso, problemas o inquietudes y disponer así de herramientas de comunicación con el menor que ayuden a solventar la problemática.
La cobertura a menores se puede complementar con la gestión proactiva y reactiva de los riesgos a los que se exponen los adultos sobre su identidad on-line, lo que incluye la defensa jurídica y se centra en las alertas de crédito al usuario, reputación on-line, borrado digital, análisis de vulnerabilidades, la certificación electrónica y la adquisición de evidencias.