Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los accionistas de Bankinter aprueban elevar el dividendo un 36%

La entidad espera terminar 2016 con una "dimensión mayor" en clientes y en volúmenes
La junta general de accionistas de Bankinter ha aprobado elevar el dividendo de la entidad un 36% respecto al repartido al ejercicio anterior, situando su 'pay out' en el 50% de los resultados de la entidad, según ha anunciado el presidente del banco, Pedro Guerrero.
"Este dividendo se enmarca en una política prudente que contribuye a la conservación de capital y que permite a la entidad mantener un adecuado nivel de solvencia", ha indicado Guerrero. De este modo, los accionistas de Bankinter recibirán un dividendo de 0,23 euros en efectivo por cada título.
Bankinter cerró el ejercicio 2015 con un beneficio neto de 376 millones de euros, de los que el 87% provino del negocio recurrente, lo que, según el directivo, demuestra que la entidad tiene "una cuenta de resultados sana y sostenible".
"Son resultados y crecimientos que se van alcanzando año tras año, sin altibajos, sin sorpresas sin resultados excepcionales, con la aportación cada vez más importante de todas y cada una de nuestras líneas de negocio", ha apuntado la consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa.
Tanto Guerrero como Dancausa han destacado en sus respectivos discursos que Bankinter fue el único banco en España que creó empleo neto en 2015, en concreto, 409 puestos de trabajo, hasta alcanzar los 4.405 profesionales que componen la entidad. "Este incremento está en consonancia con la buena evolución del negocio y con nuestro proyecto de futuro", ha añadido Guerrero.
UN BANCO CON MAYOR DIMENSIÓN
Teniendo en cuenta el buen desempeño del banco en 2015, la directiva augura que Bankinter finalizará el año "con una dimensión mayor" que la que tenía al cierre del pasado ejercicio, medida en términos de clientes, volúmenes de inversión y recursos e ingresos.
A estas causa contribuirá la integración del negocio retail de Barclays Portugal, adquirido en septiembre de 2015. "Nunca antes habíamos crecido en base a adquirir otros activos u otras redes y nunca antes habíamos optado por extender nuestro negocio fuera del mercado doméstico español", ha recordado Dancausa.
Esta compra consumirá 320 millones de euros de capital, de los que 120 millones se financiarán con el fondo de comercio negativo y el resto con una emisión de bonos. A cambio, el banco aumentará sus volúmenes y su base de clientes "de manera considerable".
DIGITALIZACIÓN
Otro de los objetivos que se ha marcado la entidad para este años es el de ser más eficiente y rentable para sus accionistas, "cumpliendo con desahogo" las exigencias de los reguladores en cuanto a capital y solvencia.
El banco también tendrá en el punto de mira el desarrollo de la banca digital y la apuesta por la innovación, pues le permitirá "hacer mucho más sin que apenas cueste más". Dancausa ha afirmado que los nuevos procesos les aportarán nuevas formas de relación con los clientes.
Para hacer frente a todos estos retos, el banco deberá tener en cuenta la incertidumbre política que se vive en estos momentos en España y que "deprime las expectativas de los agentes económicos y afecta negativamente a la inversión empresarial y, con ello, al crecimiento", según Guerrero.
También deberá estar pendiente del contexto internacional, con la caída de los precios del petróleo, la desaceleración de la economía China o la recesión en Brasil, y a la caída de los tipos de interés, actualmente en el 0%.
CAMBIO DE AUDITOR
La junta también ha aprobado designar a PwC como auditor de cuentas para los ejercicios 2016, 2017 y 2018 en sustitución de Deloitte, compañía que ha auditado las cuentas de la entidad en los últimos diez años.
Por último, y a preguntas de un accionista, la entidad ha comunicado que no tiene intención de eliminar las comisiones a los accionistas titulares de una cuenta. "La idea que tenemos en esta casa es dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", ha resumido el presidente de Bankinter, quien ha insistido en que la entidad se afana en dar a sus accionistas la mayor rentabilidad posible.
Dancausa, por su parte, ha señalado que existe un banco que ha eliminado todas las comisiones, pero ha matizado que esta entidad ha recibido 23.000 millones de euros en ayudas. "Nosotros no hemos recibido nada. Lo que tenemos que dar es retornos mayores y que ustedes los reciban", ha agregado.