Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los accionistas de Eulen aprueban las cuentas de 2015, el último año del patriarca

La junta general de accionistas de Eulen ha aprobado este miércoles las cuentas anuales individuales de la compañía, correspondientes al ejercicio social finalizado el 31 de diciembre de 2015, el último año con David Álvarez al frente de la compañía, según ha informado la empresa en un comunicado.
La compañía registró un beneficio neto de 2,27 millones de euros en 2015, lo que supone un descenso de casi el 80% respecto al año anterior, mientras que alcanzó una cifra de negocios de 606,11 millones de euros, un 1,14% menos que en 2014.
En concreto, en la reunión, donde no ha estado presente por tercera vez la administradora única, María José Álvarez, se ha aprobado también el informe de gestión individual de la sociedad, así como la propuesta de aplicación, a reservas voluntarias, del resultado del ejercicio 2015, reforzando así la posición financiera de la sociedad para atender las exigencias del plan estratégico para 2016-2021.
La firma dedicada a ofrecer soluciones integrales a las empresas prevé en ese plan estratégico incrementar sus ventas totales en un 50%, hasta alcanzar los 2.250 millones de euros al final del periodo, impulsado por el crecimiento de la compañía en Estados Unidos y Oriente Medio.
Eulen ha explicado que las cuentas no incluyen la de sus sociedades filiales, tanto en España, así como las correspondientes a las filiales en el extranjero, las cuales son objeto de aprobación por la sociedad matriz, Daval Control.
Por otro lado, la junta extraordinaria ha aprobado, con el voto en contra de los cinco hermanos 'rebeldes' -Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo-, la modificación del artículo 2 de los estatutos sociales, dando nueva redacción al objeto social de la compañía, la retribución de María José Álvarez, en los mismos valores que venía percibiendo en ejercicios anteriores y el nombramiento de auditores de cuentas individuales de la sociedad.
SE BLINDA VEGA SICILIA CON EL VOTO EN CONTRA DE MARÍA JOSÉ ÁLVAREZ
En paralelo, la junta de accionistas de El Enebro, controlada por los hijos 'críticos' de Álvarez y propietaria de las bodegas Vega Sicilia, ha dado el visto bueno a las cuentas anuales, individuales y consolidadas de 2015, con el voto en contra de María José Álvarez, que considera que las cuentas no reflejan la verdadera realidad jurídica y económica de la firma, según informaron fuentes próximas a la compañía.
En concreto, considera que en las cuentas se dan como válidas las operaciones de compraventa de acciones de Eulen, por un valor de más de 80 millones de euros, entre El Enebro como comprador y cinco de los miembros de su consejo de administración, como vendedores de sus títulos en Eulen, operación que está judicialmente impugnada por los accionistas minoritarios.
María José Álvarez, que controla el 16% de las acciones, cree que sus hermanos están utilizando a la matriz en contra del interés social, usando la caja social, los beneficios y las reservas del grupo, en su exclusivo beneficio.
Los accionistas también han aprobado, con el voto en contra de su hermana, la modificación de sus estatutos sociales con el objeto de incluir restricciones a la libre transmisión de las acciones, condicionada a la previa autorización de los accionistas.
De esta forma, El Enebro se blinda ante la posibilidad de una eventual entrada de nuevos socios, principalmente en Vega Sicilia, uno de sus activos más importantes, centrada en su crecimiento internacional y con la mirada puesta en futuras adquisiciones no solo en España, en denominaciones de origen como la de Jerez o Albariño, sino también en Francia e Italia.
La junta de accionistas también acordó una reducción de capital social mediante la amortización total de las acciones propias (autocartera).
Dicha junta se produce después de que los hijos 'rebeldes' de Alvarez decidieran suprimir el consejo de El Enebro, sustituyéndolo por un administrador único, la sociedad Mezqual Limited, constituida en Londres, y de cuya gestión está apartada su hermana María José.
Precisamente, las discrepancias con los cinco hijos 'rebeldes' sobre la gestión de Eulen y Vega Sicilia ha sido una de las causas de la guerra interna en la que ha estado inmersa la familia durante los últimos años, con una batalla judicial que se inició en 2010 y que parece no haber finalizado tras la muerte del empresario.