Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actividad del sector servicios británico se ralentiza hasta su nivel más bajo en tres años por el 'Brexit'

La actividad del sector servicios británico se ralentizó significativamente en el mes de abril, hasta su nivel más bajo desde febrero de 2013, según refleja el índice PMI elaborado por Markit y CIPS, que se situó en 52,3 puntos frente a los 53,7 del mes anterior, como consecuencia de la incertidumbre generada por el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea que tendrá lugar el próximo 23 de junio.
La tasa de expansión de la actividad del sector servicios del Reino Unido ha descendido por tercera vez en los últimos cinco meses, lo que ha llevado a revisar las previsiones de crecimiento de la economía británica hasta el 0,1% en abril, frente al 0,4% del primer trimestre.
Una lectura del índice PMI superior a 50 puntos supone expansión de la actividad, mientras que un resultado por debajo de este umbral indica contracción.
De esta forma, el dato de abril se sitúa considerablemente por debajo de los 55,2 puntos que ha promediado desde el comienzo de la serie histórica en julio de 1996, aunque la actividad del sector servicios permanece en crecimiento desde hace 40 meses, la segunda racha más larga de la historia.
La creación de empleo en el sector servicios británico también se ha ralentizado, hasta su nivel más débil desde agosto de 2013, pero se mantiene por encima de la media a largo plazo.
"La ralentización en el sector servicios británico refleja una debilidad similar a mostrada en los índices del sector manufacturero y de la construcción, lo que supone un triple golpe de noticias decepcionantes al inicio del segundo trimestre", comentó al respecto el economista jefe de Markit, Chris Williamson.
Además, Williamson señaló que parte de la debilidad es atribuible a la temprana Semana Santa, pero expresó que cada vez más compañías lamentan que la celebración del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE está ralentizando el ritmo de compras de sus clientes.
En este sentido, el consejero delegado del CIPS, David Noble, añadió que la "inminente" celebración del referéndum está teniendo importantes efectos en el sector, provocando el "estancamiento de los precios y retrasos en los nuevos pedidos".