Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El aplazamiento de la subida del IVA en Japón es negativa para su solvencia, según Moody's

La decisión del primer ministro japonés de retrasar a octubre de 2019 la subida del impuesto al consumo del actual 8% al 10%, prevista para abril de 2017 tras un primer aplazamiento de la fecha original de octubre de 2015, así como de introducir un nuevo plan de estímulo fiscal este otoño "es negativa para la solvencia de Japón", según la agencia Moody's.
La calificadora de riesgos advierte de que este nuevo retraso probablemente impedirá al país cumplir sus metas fiscales, que la agencia ya consideraba optimistas antes de confirmarse el aplazamiento de la subida del impuesto, que implica renunciar a unos ingresos adicionales en torno al 1% del PIB de Japón.
En este sentido, Moody's recuerda que la subida del IVA al 8% desde el 5% en abril de 2014 impulso de manera significativa la recaudación fiscal del Gobierno nipón.
De este modo, la calificadora de riesgos destaca que los ingresos fiscales en conjunto representan el mayor porcentaje del PIB desde finales de 1992.
"La eventual flexibilización de la política fiscal reconoce que la política monetaria no ha logrado reactivar la economía y que el endurecimiento fiscal podría contrarrestar los esfuerzos para impulsar el crecimiento", apuntan los analistas de Moody's.
Así, la agencia señala que el gasto de los consumidores ha tenido dificultades para recuperar tracción desde la anterior subida del IVA en 2014, mientras que el crecimiento del PIB parece estar en mejor forma, pero lejos de ser robusto.