Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca atrapada en Pescanova analiza la oferta mejorada de Damm, aunque mantiene la suya en la mesa

La banca atrapada en Pescanova analizará este martes la oferta mejorada de Damm para reflotar la firma, aunque mantendrá la suya, en alianza con un socio industrial, en alianza con un socio industrial con el fin de intentar dar continuidad a la compañía gallega y recuperar el máximo de deuda posible.
Así lo han manifestado a Europa Press en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera después de que el consorcio liderado por Damm reconsiderara su propuesta inicial y cediera a las peticiones de la banca acreedora, que podrá recuperar más del 20% de lo prestado y ser accionista de hasta el 10% de la pesquera en el caso de que prospere la oferta de la cervecera catalana.
De esta forma, Damm, respaldada por Luxempart, KKR y Ergon Capital, modifica su propuesta ante la banca atrapada en Pescanova, después de que las entidades financieras consideraran muy elevada la quita de deuda propuesta inicialmente, que oscilaba entre el 85% y el 90%, porcentaje que ahora puede verse reducido hasta por debajo del 80%.
Damm ya avisó a la banca acreedora que su oferta no estaba cerrada y que tenía puntos negociables que podían suponer mejoras, al tiempo que destacó que su propuesta no era "oportunista", porque busca garantías de continuidad.
"Es una oferta sólida, que combina aportación de capital y experiencia industrial, aspectos que dudamos que tengan otras propuestas", subrayaron a Europa Press fuentes de la cervecera catalana.
Desde Damm mantienen su apuesta por el futuro de Pescanova, centrado en un componente industrial, porque la estructura de la firma es buena y puede seguir funcionando con el conocimiento que aporta su oferta, que supone una inyección de 250 millones de euros para hacerse con el control del 51% de la compañía.
La oferta de Damm compite con la presentada por los fondos Centerbridge y Blue Crest, que cuenta con el apoyo de algunas entidades extranjeras e incluye una inyección de capital de hasta 300 millones de euros, 50 millones más que la de Damm, con una quita de deuda de entre el 70% y el 80%.
A pesar de que la cervecera catalana ha movido ficha y de que la oferta de los fondos Centerbridge y Blue Crest se mantiene en la liza, la banca sigue adelante con su oferta, centrada en capitalizar deuda y buscar un socio industrial.
Las siete entidades que integran el extinguido 'steering committee' (Sabadell, Bankia, Popular, Caixabank, Novagalicia, BBVA y Santander), han mantenido varios encuentros para analizar la situación de la pesquera, a los que también han asistido representantes de HSBC, Deutsche Bank y Rabobank.
Pescanova afronta esta semana crucial para su futuro, ya que de las tres ofertas hay que concretar una de ellas para cerrar lo antes posible el convenio y deberá contar con el respaldo del 51% de los acreedores, tras el visto bueno de la administración concursal y del juez.