Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El aumento del precio de la vivienda en Estados Unidos se ralentiza al 0,2% en agosto

El precio de la vivienda en Estados Unidos ha registrado un "ligero incremento" del 0,2% en agosto respecto al mes anterior, según reflejan los datos del índice S&P/Case-Shiller tanto para las veinte como para las diez mayores ciudades de EE.UU, lo que supone una ralentización respecto a la subida del 0,6% de julio.
El estudio destaca que de las 20 ciudades estadounidenses, Detroit lideró los aumentos de los precios con un repunte del 0,8%, seguida de Dallas, Denver y Las Vegas, donde subieron cinco décimas. Por el contrario, los únicos descensos se registraron en San Francisco (-0,4%) y Charlotte y San Diego (-0,1% en ambos).
En comparación con el mismo mes del año anterior (tasa interanual) los precios de la vivienda tanto en las veinte con en las diez principales ciudades del país también moderaron de nuevo sus incrementos en agosto. En concreto, aumentaron un 5,6% y un 5,5%, respectivamente, en contraste con la subida del 6,7% en ambos casos en julio.
El presidente del comité del índice de S&P Dow Jones Indices, David M. Blitzer, subrayó que la desaceleración de los precios continuó en agosto, mes en el que las regiones del denominado 'cinturón del sol' de Estados Unidos registraron su peor dato 2012, liderado por la debilidad de las tres ciudades de California (Los Angeles, San Francisco y San Diego).
Blitzer incidió que, pese a que la cifra interanual es "más débil", los precios de la vivienda siguen mostrado un incremento generalizado y añade que otros datos del sector inmobiliario mantienen su tendencia al alza. "Las continuadas mejoras del mercado laboral, los bajos tipos de interés y los incrementos más lentos de los precios deberían apoyar nuevas mejoras en la vivienda", agregó.