Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beneficio de Citigroup aumenta un 6,6% en el tercer trimestre de 2014

La entidad anuncia su intención de poner fin a su negocio de banca de consumo en once países
El banco estadounidense Citigroup obtuvo en el tercer trimestre de 2014 un beneficio neto de 3.439 millones de dólares (2.719 millones de euros), un 6,6% más que los 3.227 millones de dólares (2.551 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la entidad en un comunicado.
La cifra de negocio de la entidad entre julio y septiembre de 2014 aumentó hasta los 19.604 millones de dólares (15.499 millones de euros), un 9,5% más en comparación con los 17.904 millones de dólares (14.155 millones de euros) que ingresó en el mismo periodo de 2013.
Asimismo, la entidad experimentó en el tercer trimestre de 2014 un retroceso del 13,7% en la partida destinada a cubrir el coste del crédito, hasta 2.097 millones de dólares (1.658 millones de euros), frente a los 2.430 millones de dólares (1.921 millones de euros) registrados entre julio y septiembre de 2013.
En el conjunto de los nueve primeros meses del ejercicio, Citigroup obtuvo un beneficio neto de 7.563 millones de dólares (5.978 millones de euros), un 32,6% menos, mientras que los ingresos aumentaron un 0,7%, hasta los 59.070 millones de dólares (46.690 millones de euros).
El consejero delegado de Citigroup, Michael Corbat, subrayó que sus actividades de banca institucional y de consumo han mostrado un "sólido comportamiento" durante el trimestre y han registrado mayores ingresos que hace un año. "La mejora de los ingresos fue evidente en todas las regiones y productos", añadió.
Asimismo, subrayó que los resultados de Citi Holdings demuestran los avances en sus dos prioridades estratégicas y el incremento de su base de capital, al mismo tiempo que continuó con los trabajos para fortalecer su procesos de planificación de capital para cumplir con su objetivo de reembolso a los accionistas.
CIERRE DE BANCA DE CONSUMO EN 11 PAÍSES
Por otro lado, la empresa ha anunciado su intención de poner fin a sus actividades de banca de consumo en once mercados internacionales con el fin de acelerar la transformación de su división Global Consumer Banking (GCB), centrándose en los mercados donde tiene mayor tamaño y mayor potencial de crecimiento.
En concreto, los países afectados incluyen sus franquicias en Costa Rica, República Checa, Egipto, El Salvador, Guam, Guatemala, Hungría, Japón, Nicaragua, Panamá y Perú, así como el negocio de finanzas de consumo de Corea.
Los procesos de venta ya están en marcha en la mayoría de estos negocios y están sujetos a las condiciones de sus mercados y a las aprobaciones de los reguladores. Está previsto que la salida de estos once países concluya a finales de 2015.
La nueva división de banca de consumo que salga de esta reestructuración contará con cerca de 57 millones de clientes en 24 mercados, lo que representa alrededor del 95% de los actuales, al mismo tiempo que simplifica sus operaciones y mejora su comportamiento.