Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bolsa sube un 1,49% y recupera la cota de 8.800 puntos por el alza de los bancos

Dos inversores observan el panel de cotizaciones del Ibex-35 en la Bolsa de Madrid. EFE/Archivotelecinco.es
La bolsa española, en sintonía con sus homólogas europeas, subió hoy un 1,49 por ciento y cerró en 8.834,8 puntos gracias al avance del sector financiero, que le permitió esquivar las pérdidas del mercado neoyorquino por la mala evolución del consumo estadounidense.
El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, ganó 130 puntos, el 1,49 por ciento, hasta 8.834,8 puntos, por lo que recuperó la cota de 8.800 puntos, nivel sobre el que no lograba cerrar desde mediados del pasado mes de enero.
En Europa, con el euro a 1,327 dólares, Milán subió el 2,34 por ciento, París el 0,88 por ciento, Fráncfort el 1,47 por ciento y Londres un 0,13 por ciento.
La bolsa española comenzó la sesión con pequeñas pérdidas, inducidas por la caída del 0,3 por ciento de Wall Street en la sesión anterior y el retroceso del 0,9 por ciento de Tokio esta madrugada.
Sin embargo, el mercado, impulsado por los bancos y los resultados de Goldman Sachs, cuyo beneficio creció el 13 por ciento en el primer trimestre, conseguía rápidamente ganancias y antes del mediodía ya superaba el nivel de los 8.800 puntos.
Pero la apertura a la baja de Wall Street, que cedía algo más del 1 por ciento por los malos datos de ventas minoristas, que perdieron el 1,1 por ciento, y la caída del 1,2 por ciento de los precios de producción en EEUU en marzo, liquidaron las ganancias de la bolsa española, que a dos horas del cierre perdía el nivel de los 8.700 puntos.
En EEUU, los inversores tuvieron que elegir entre el pesimismo de los datos macroeconómicos y las buenas noticias vinculadas con los resultados empresariales.
Por su parte, el mercado español se recuperó con la ayuda de los bancos y de Mapfre (que subió un 14,36 por ciento) y con la reducción de la caída de Wall Street tras conocerse el descenso del 1,3 por ciento de las existencias empresariales estadounidenses en febrero, mientras que los resultados de "Johnson&Johnson" también ayudaron.
En lo que va de año el Ibex-35 ha retrocedido un 3,93 por ciento, mientras que el DAX alemán ha bajado más de un 5,5%, el CAC parisino un 7,2 y el FTSE de Londres un 10 por ciento.
Entre los grandes valores bajaba Telefónica el 0,59 por ciento, afectada por las malas previsiones de British Telecom, mientras que Banco Santander subía el 2,30 por ciento, BBVA el 6,01 por ciento, Repsol el 0,83 por ciento e Iberdrola el 1,40 por ciento.
La mayor subida del Ibex-35 correspondió a Mapfre tras concluir con éxito la ampliación de capital para reinvertir el dividendo, mientras que también destacaron las subidas del Banco Popular, que ganó un 8,15 por ciento; Telecinco, un 7,77%; Banesto y Banco Sabadell, ya que ambos valores subieron un 5,57%.
En el selectivo sólo bajaron seis cotizadas y mientras Grifols encabezó las pérdidas al retroceder un 4,58 por ciento, Unión Fenosa, que abandona el Ibex por las repercusiones que tendrá en el valor la opa que le lanzó Gas Natural, retrocedió un 0,11%.
Tanto la cotización de Telecinco como la de Antena 3, que lideró las subidas del mercado continúo al ganar un 16,67 por ciento, se vieron beneficiadas por el anuncio de reducción de la publicidad en la televisión pública.
En el mercado continuo también destacó la subida de Solaria, el 16,67 por ciento, mientras que Grifols y Prisa presidieron las pérdidas con un descenso del 4,58 y del 4,10 por ciento, respectivamente.
La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajó tres centésimas, hasta el 4,10 por ciento, mientras que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 3.470 millones de euros.