Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La operadora brasileña Oi afirma que varias compañías están interesadas en sus activos en Portugal

La operadora brasileña Oi, en proceso de fusión con la lusa Portugal Telecom, ha indicado que varias empresas, incluida Altice, han mostrado interés por sus operaciones en Portugal sin que, hasta la fecha, haya recibido ninguna oferta por estos activos.
Oi remite esta información en respuesta a una petición de los reguladores respecto a una información publicada en la prensa local sobre una reunión del consejero delegado de Altice, Dexter Goei, con el Gobierno portugués y con accionistas de Oi para tratar una oferta de compra por Portugal Telecom.
En este sentido, Oi ha aclarado que no tienen conocimiento sobre reuniones entre Altice y el Gobierno luso o accionistas de la compañía.
Por contra, Oi ha señalado en un comunicado remitido al regulador de los mercados de Brasil que Altice y otras empresas interesadas en el negocio de Portugal Telecom han contactado con el Banco BTG Pactual --su asesor financiero-- con el fin de elaborar propuestas destinadas a la adquisición de sus operaciones en Portugal o parte de sus activos no estratégicos en el país.
En cualquier caso, la empresa ha querido subrayar que, hasta la fecha, no ha recibido ninguna oferta por su negocio en Portugal y que no ha adoptado ninguna decisión respecto a la venta de sus activos.
El comunicado está firmado por el actual director financiero y de relaciones con el inversor de Oi, Bayard De Paoli Gontijo, que en estos momento sustituye de forma provisional al exconsejero delegado de la firma Zeinal Abedin Mahomed Bava, que presentó su dimisión la pasada semana.
La operadora brasileña contrató en septiembre a Banco BTG Pactual como asesor financiero para analizar las distintas alternativas de la compañía en la consolidación del sector de las telecomunicaciones de Brasil y se mostró entonces interesada en la filial de Telecom Italia en Brasil, TIM Participaçoes.