Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una conexión a Internet asequible y de calidad, un derecho de los consumidores según la normativa europea

El Ministerio de Sanidad, a través de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), las comunidades autónomas y el Consejo de Consumidores y Usuarios se han sumado a la campaña 'Tus derechos online', que busca informar a los consumidores sobre sus derechos en el ámbito de las compras a través de Internet, con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, que se celebra este martes 15 de marzo. Además, han recordado que los ciudadanos tienen derecho a una conexión a Internet asequible y de buena calidad.
Uno de los objetivos de la campaña es dar a conocer la legislación europea reflejada en el 'Código de derechos en línea de la UE', para proteger a los consumidores durante todo el proceso de realización de las transacciones online.
Algunos de los derechos que contempla este código son disponer en la vivienda particular de un servicio de conexión a Internet "básico, asequible y de buena calidad" y que exista en cada país, como mínimo, un "proveedor universal". Asimismo, este proveedor tiene la obligación de facilitar dispositivos especiales a los usuarios con discapacidad que lo precisen.
Además, la campaña recuerda a los compradores online que tienen derecho a ser informados en el caso de que una empresa disponga de sus datos, a la confidencialidad de sus comunicaciones personales y a no recibir 'spam'.
Recibir una información clara y completa antes de concluir un contrato, contar con la posibilidad de devolver los productos no deseados y recibir la compra realizada en un tiempo determinado, son otros derechos de los consumidores que se han visto favorecidos a partir del 14 de junio de 2014.
En el caso de que el consumidor vea vulnerados sus derechos online debe contactar con el comerciante o proveedor de servicios y, si este se niega a cooperar, el paso siguiente es dirigirse a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI).
Si estas acciones no diesen resultado, el consumidor puede dirigirse a la autoridad nacional respectiva de protección al consumidor o, si el proveedor está en otro país de la UE, podrá recurrir a un procedimiento alternativo u online de resolución de conflictos. El último recurso es el judicial.
El pasado 15 de febrero entró en funcionamiento la Plataforma de resolución de litigios de consumo en línea (Plataforma ODR, Online Dispute Resolution) para toda la Unión Europea, un sitio web interactivo y multilingüe que proporcionará de manera gratuita un punto único de acceso a consumidores y empresas para informarles de la resolución extrajudicial de litigios contractuales derivados de contratos de compraventa o prestación de servicios celebrados en línea.