Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consorcio del AVE a La Meca acumula retrasos de cobro de hasta tres meses, según una de las empresas

El presidente de Renfe y del grupo de contratistas, de viaje a Arabia para reunirse con el cliente
El consorcio de empresas españolas que construye la línea de Alta Velocidad (AVE) entre La Meca y Medina acumula un retraso "de entre dos y tres meses" en los pagos de los trabajos que realizan por parte del Gobierno de Arabia Saudí.
"En este momento hay un retraso de entre dos y tres meses, que esperamos solucionar. Confiamos en que el Gobierno saudí se ponga al día en las próximas semanas y meses", según indicó José Luis Saravia, director general de Copasa, una de las compañías del consorcio contratista.
El directivo de esta compañía indicó además que los contratistas "empezarían a tener problemas" en el caso de que dichas demoras en los pagos se extendieran unos meses más. "Pero somos optimistas en las conversaciones que se están mantenimiento con el Gobierno saudí", indicó en declaraciones a Capital Radio, recogidas por Europa Press.
El presidente del consorcio, y también presidente de Renfe, Pablo Vázquez está desde este lunes y hasta el miércoles en Arabia Saudí para mantener reuniones con el Gobierno del país, una reunión que estaba ya prevista antes de trascender los retrasos, según indicaron a Europa Press en fuentes del sector.
El consorcio registra retrasos mientras negocia los sobrecostes que se están registrando en la ejecución de la obra y la petición de Arabia de adelantar un año la puesta en servicio de un tramo del AVE.
Respecto a los retrasos en los pagos, el directivo de Copasa indicó que "hasta ahora" el país árabe "había pagado muy bien", con lo que la demora podría derivar de la situación económica que afronta Arabia por el descenso de los precios del petróleo.
La puntualidad en los pagos registrada hasta ahora está impidiendo que los actuales retrasos estén afectando al desarrollo de la construcción del AVE.
No obstante, el directivo de Copasa reconoció que "si pasan unos meses más, se empezaría a tener problemas", si bien la construcción del denominado 'AVE del Desierto' presenta actualmente un grado de ejecución del 70%.
ARENA.
Respecto al impacto de la arena del desierto en la infraestructura, el directivo de Copasa pidió "relativizar" el tema. Según explicó, tan sólo un tramo de 60 kilómetros, alrededor del 15% del total de 450 kilómetros de longitud que suma el AVE, está construido sobre zonas con arena. El tramo de vía se ha ejecutado sobre placas de hormigón en vez de balasto, con el fin de que puedan entrar unas máquinas para limpiar las vías cuando las invada la arena.
Además de Copasa, el consorcio que a finales de 2011 se adjudicó el AVE La Meca-Medina está compuesto por las empresas públicas Ineco, Adif y Renfe, y las privadas Cobra (ACS), OHL, Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa y Talgo, además de las firmas saudíes Al Shoula y Al Rosan.
El proyecto, estimado en 6.700 millones de euros, consiste en la construcción de la denominada 'superestructura' (las vías y los sistemas de comunicación, electrificación y seguridad) de este AVE entre La Meca y Medina, además de su posterior explotación. La línea, una vez en servicio en su totalidad, permitirá unir las dos ciudades santas en dos horas y media.