Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los contratos de hombres a tiempo parcial aumentan un 46% desde 2007, según Randstad

Los contratos de hombres a tiempo parcial han aumentado un 46% desde 2007, frente a las contrataciones a tiempo completo que han retrocedido un 27% en un escenario marcado por la crisis económica, según un estudio realizado por Randstad.
Según Randstad, este trasvase de contrataciones de tiempo completo a parcial ha venido en parte impulsado por algunas medidas que se introdujeron a raíz de la reforma laboral, con el objetivo de dar mayor flexibilidad al mercado laboral.
En la actualidad, en algunos países esta modalidad ya se ha convertido en una herramienta básica de generación de empleo. Por ejemplo, Holanda tiene la tasa de contratos a tiempo parcial más alta del mundo (49%) y cuenta con un 7% de desempleo.
La modalidad de contratación a tiempo parcial ha estado muy ligada al sector femenino por posibilitar la conciliación de la vida laboral y familiar. En 2007 se registraron 1,90 millones de contrataciones de mujeres frente a 492.300 de hombres, lo que suponía que casi se cuadruplicaba la cifra.
En la actualidad, esta modalidad de contratación continúa estando sobrerrepresentada por mujeres, pero la brecha se ha estrechado, porque desde entonces los contratos de jornada parcial en mujeres solo han crecido un 3%, mientras que en hombres un 46%.
Así, en 2013, el número de contrataciones de mujeres solo casi triplicaban en número al sector masculino, firmándose unos 1,96 millones de contratos a tiempo parcial por trabajadoras, frente a 718.100 por parte de hombres.
Desde 2007, las comunidades autónomas que han registrado un mayor incremento de los contratos firmados con jornadas a tiempo parcial fueron Canarias (29%), Islas Baleares (26%) y Cantabria (25%). En el otro lado de la balanza se encuentran dos regiones donde no solo no aumentó este porcentaje, sino que, por el contrario, se vio reducido, como el caso de Navarra (-2%) y País Vasco (-4%).
Precisamente en estas dos comunidades autónomas se dieron también unos de los menores descensos de trabajadores a tiempo completo, con un -17% cada una, seguidas de Islas Baleares con -11%. Por su parte, Andalucía (-26%), Canarias (-25%), y Comunidad Valenciana (-25%), han sido las regiones con los mayores descensos en jornadas a tiempo completo.
Dependiendo de la CC.AA., se registraron diversos comportamientos en cuanto a la evolución de contratos de jornada a tiempo parcial en mujeres. Los descensos más pronunciados tuvieron lugar en Navarra (-7%), País Vasco (-6%) y Cataluña (-4%), que contrastaron con los aumentos de Galicia (23%), Asturias (19%) y Cantabria (16%).
Por comunidades autónomas, el ranking de regiones con mayores incrementos de contratos a tiempo parcial firmados por hombres lo lideran las Islas Baleares (89%), Canarias (81%) y Murcia (77%), y las que menos Extremadura (la única con un descenso, que se situó en -8%), País Vasco (6%) y Asturias (17%).