Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis de ventas obliga a Ford y Chrysler a parar su producción en Norteamérica

La caída de ventas puede provocar el cierre de 900 concesionarios. Vídeo: ATLAStelecinco.es
Por su parte, el mayor fabricante de automóviles estadounidense, GM, había anunciado a principios de diciembre una "importante" reducción de su producción en Norteamérica durante el primer trimestre del 2009.
GM dijo que producirá 250.000 vehículos menos de lo previsto porque "la velocidad y gravedad del declive del mercado del automóvil en EE.UU. en las recientes semanas ha sido sin precedentes".
Chrysler y Ford se han referido a las mismas razones para justificar sus parones.
Chrysler ha explicado que "debido a la continuada falta de crédito para los compradores de autos y el dramático impacto que ha tenido en las ventas globales del sector en Estados Unidos" se ha visto obligado a reducir su producción para mantener "el inventario de los concesionarios alineados con la demanda del mercado estadounidense".
El momento elegido por Chrysler y Ford para anunciar los paros no es casual. A mediados de cada mes, los concesionarios de los fabricantes adelantan las cifras de ventas durante el periodo, información que sirve a los fabricantes para prever las cifras finales mensuales.
La decisión de Chrysler y Ford es un claro indicativo que las cifras de diciembre pueden marcar un dramático empeoramiento de las condiciones del mercado en Estados Unidos.
Paralelamente, la presidenta de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles de EE.UU. (NADA por sus siglas en inglés), Annette Skyora, ha solicitado al presidente George W. Bush que "actúe" de forma inmediata para que los fabricantes de automóviles consigan ayuda financiera de emergencia. EPF