Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas baja un 3,76% y cierra a 66,93 dólares el barril

Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio cerraron en su nivel más bajo desde el pasado 3 de junio, cuando acabaron a 66,12 dólares.. EFE/Archivotelecinco.es
El barril de petróleo de Texas bajó hoy un 3,76 por ciento y acabó a un precio de 66,93 dólares, en una jornada negativa para los mercados de valores y en la que aumentaron las dudas sobre la recuperación de la economía de Estados Unidos.
Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en julio, que vencieron hoy, restaron 2,62 dólares al precio de la jornada anterior y cerraron en su nivel más bajo desde el pasado 3 de junio, cuando acabaron a 66,12 dólares.
Los contratos de gasolina para entrega en julio cedieron siete centavos y finalizaron a 1,85 dólares el galón (3,78 litros), mientras que el precio del gasóleo de calefacción bajó seis centavos y cerró la sesión a 1,72 dólares/galón.
En el caso del gas natural, los contratos para julio perdieron diez centavos y cerraron a un precio de 3,93 dólares por mil pies cúbicos.
La caída del crudo de Texas y de sus derivados se produjo en una sesión en la que los inversores mostraron su pesimismo acerca de la marcha de la economía mundial y sobre el debilitamiento de la futura demanda de energía si la crisis se alarga.
Las dudas tomaron fuerza este lunes después de que el Banco Mundial (BM) dijera que la economía global se contraerá en 2009 un 2,9%, frente al 1,7% que esa misma institución había pronosticado en marzo pasado.
Los inversores temen ante datos como ésos que la demanda de crudo y carburantes vaya a ser relativamente débil en los próximos meses, lo que, sumado al fortalecimiento que experimentó hoy el dólar frente al euro y otras divisas, no propició la inversión en materias primas como el petróleo.
El barril de crudo mantuvo la tendencia bajista durante toda una jornada en la que llegó a negociarse hasta en 66,25 dólares y en la que no alcanzó los 70 dólares, en medio de noticias sobre nuevos ataques contra conducciones petroleras en Nigeria durante el fin de semana.
Los contratos para entrega en agosto, que se tomarán como referencia a partir de mañana, fueron los que registraron el mayor volumen de negociación, aunque también registraron pérdidas y, tras abrir por encima de los 70 dólares, cerraron en los 67,5 dólares por barril.