Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cuentas públicas de Alemania registran su primer superávit desde 2007

El PIB germano crece un 0,3% en el segundo trimestre
Las cuentas públicas de Alemania han cerrado el primer semestre del año con un saldo positivo de 8.300 millones de euros, el 0,6% del PIB, lo que supone el primer superávit presupuestario alemán desde 2007 y pone de manifiesto la solidez de la economía germana, que ha cumplido un año antes de lo previsto el objetivo de poner en orden sus finanzas públicas.
La Oficina Federal de Estadística de Alemania (Destatis) precisó que la principal razón detrás de esta mejoría fue el superávit de 11.600 millones la Seguridad Social, que compensó los déficit del Gobierno, así como de las distintas administraciones estatales y locales, que sumaron 3.300 millones.
"Debido al todavía buen comportamiento económico a corto plazo, la recaudación del Gobierno aumentó un 2,9% respecto al primer semestre de 2011, un alza marcadamente inferior a la registrada hace un año, cuando la mejora interanual fue del 7,3%. Por su parte, el gasto público aumentó un 0,8% en los seis primeros meses del año", explicó la institución estadítica.
En concreto, la recaudación de impuestos sumó 308.700 millones de euros, un 3,8% más que hace un año, aunque este incremento ha sido notablemente menor al del 9,6% del primer semestre de 2011.
Asimismo, "debido a la positiva evolución del mercado laboral, la recaudación por impuestos a los ingresos del trabajo aumentaron un 6,3%, hasta 109.100 millones, mientras que las contribuciones sociales aumentaron un 2,8%, hasta 217.900 millones.
Desde el lado del gasto, Destatis destacó que la buena marcha del mercado de trabajo ha permitido una acusada caída del pago de subsidios, mientras que la confianza de los inversores en la deuda alemana ha reducido un 3,5% el pago de intereses.
CRECE UN 0,3% EN EL SEGUNDO TRIMESTRE.
Por otro lado, la oficina estadística alemana confirmó que el producto interior bruto (PIB) de Alemania experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 0,3% respecto a los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,5%.
En términos interanuales, la 'locomotora europea' registró un crecimiento del 1,7%, en línea con la expansión observada en los tres primeros meses del año.