Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El déficit presupuestario de EE.UU. se aproxima al billón de dólares

En comparación con los ocho primeros meses del período fiscal 2008, las recaudaciones han caído un 18 por ciento y suman 1,37 billones de dólares, las más bajas en cuatro años. EFE/Archivotelecinco.es
El déficit en el presupuesto del Gobierno de Estados Unidos creció en mayo en 189.700 millones de dólares y se aproxima al billón de dólares en los ocho primeros meses del año fiscal 2009, informó hoy el Departamento del Tesoro.
Los gastos sumaron 306.900 millones de dólares, un seis por ciento más que en mayo de 2008, y las recaudaciones quedaron en 117.200 millones de dólares, las más bajas en cuatro años y un seis por ciento menos que un año atrás.
Estas cifran arrojaron el mayor déficit registrado hasta ahora en un mes de mayo.
Entre los gastos del mes pasado se cuentan unos 18.000 millones de dólares del programa de socorro gubernamental a los bancos, las instituciones financieras y las empresas fabricantes de vehículos automotores.
Según el Departamento del Tesoro, en los ocho primeros meses del año fiscal 2009 el déficit del presupuesto asciende a 991.900 millones de dólares, comparado con uno de 319.400 millones en igual período del año fiscal 2008.
En comparación con los ocho primeros meses del período fiscal 2008, las recaudaciones han caído un 18 por ciento y suman 1,37 billones de dólares, las más bajas en cuatro años.
En cuanto a los gastos, han subido un 19 por ciento y suman 2,37 billones de dólares.
Para todo el año fiscal, que concluye el 30 de septiembre, el Gobierno del presidente Barack Obama, que heredó la peor recesión económica en siete décadas, ha calculado que el déficit ascenderá a 1,84 billones de dólares, casi cuatro veces más que el del año previo, que fue de 454.800 millones de dólares.
Si bien la recesión económica ha mostrado indicios de atenuarse, el índice de desempleo (un 9,4 por ciento en mayo) es el más alto en casi 26 años y no ha habido incrementos sostenidos en la demanda, lo cual ha disminuido los pagos de impuestos individuales y empresariales.
La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. indicó que parece haber disminuido el ritmo de contracción económica en casi la mitad de sus distritos, aunque también subrayó que, si bien ha mejorado el panorama en algunas compañías, las condiciones del crédito siguen siendo magras y persiste la debilidad del mercado laboral.
Esa entidad divulgó hoy su "libro beige", una compilación de informes sobre las condiciones locales preparados por los 12 bancos que componen el sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos.
"Las condiciones económicas se mantuvieron débiles o se deterioraron" desde mediados de abril a mayo, pero en cinco de los 12 distritos "se notó que la tendencia de contracción muestra señales de moderación", según la Fed.
El informe sustenta el testimonio que dio la semana pasada el presidente de la Reserva, Ben Bernanke, ante el Congreso, ya que dijo que, si bien el ritmo de la contracción económica se ha aminorado, el mercado laboral sigue flojo y la economía podría experimentar más pérdidas de empleos.
El Gobierno de Obama ya incrementó para este trimestre en 196.000 millones de dólares su cálculo de empréstitos, en parte para que la Reserva Federal pueda sustentar programas de estímulo del sistema financiero.
La mayoría de los economistas había calculado que el déficit en mayo subiría a 181.000 millones de dólares y la Oficina de Presupuesto del Congreso proyectó un desequilibrio de 181.000 millones de dólares.