Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El despido hace insalvable el acuerdo sobre la reforma laboral

El último encuentro entre el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos no ha conseguido acercar posturas y ha escenificado el total desacuerdo entre las partes sobre la reforma laboral.
Tras la reunión, que ha acabado a altas horas de la madrugada, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha explicado que las causas para poder hacer un despido procedente y la cuantía de las indemnizaciones han sido las cuestiones principales por las que las negociaciones han acabado sin pacto.
En unas declaraciones a Onda Cero, Díaz Ferrán ha lamentado que los sindicatos "no quieran ver la realidad" y no hayan estado de acuerdo en aprobar una reforma laboral "profunda" como están "clamando" todas las instituciones internacionales.
"Esto se ha acabado", ha admitido el presidente de la patronal, quien ha considerado por otra parte que ya no son necesarias más reuniones tripartitas. Por ello, ha recordado que el Gobierno el viernes presentará por separado a los empresarios y a los sindicatos un documento con los principales aspectos de la reforma que aprobará el próximo miércoles por decreto.
Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado que "hay escollos de muchas naturalezas". Tal y como ha mantenido, "hay un problema de enfoque general y la posición de la patronal es muy distinta a la que nosotros planteamos y ese problema de enfoque general se convierte en un obstáculo insalvable para llegar a un acuerdo".
El Gobierno no renuncia al diálogo
Mientras el Gobierno, en palabras de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, asegura que ni se quiere renunciar al modelo social ni al diálogo con los agentes,
"Sabemos muy bien quiénes somos y lo que defendemos, y si alguien quiere hacer creer que renunciamos a nuestro modelo social y al diálogo para facilitar el acuerdo, está muy equivocado", ha comentado De la Vega. "Hoy se hace más necesario que nunca defender los derechos conquistados y seguir luchando que aún nos quedan por alcanzar", ha insistido.
Queda "un punto" para poder llegar a un pacto
Por su parte, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha comentado que todavía "queda un punto" para poder llegar a un acuerdo.
En este sentido, Caamaño ha asegurado que el Gobierno "desde siempre "ha intentado que la aprobación de la reforma sea por consenso aunque, si no es posible, no les va "a temblar la mano al tener que aprobarla".
El PP, dispuesto a negociar
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha expresado su disposición a hablar con el presidente sobre la reforma laboral y ha lamentado que el Ejecutivo esté dando prioridad a otras fuerzas políticas más minoritarias como CiU, ERC o Coalición Canaria. 
"Al PP si se le llama estará dispuesto a pactar y hablar y ya lamenta que se le de prioridad a otras fuerzas políticas porque a la fin y a la postre representamos a más de diez millones de españoles. Pero estas cosas, como habitualmente hace el presidente del Gobierno, sin hablar se resuelven mal", ha alertado. EPF