Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis económica golpea la gestión municipal en Latinoamérica, alertan expertos

En capitales como San Salvador, la crisis financiera se ha traducido en una caída del presupuesto del 25 por ciento, explicó el alcalde de esa metrópoli, Norman Quijano. EFE/Archivotelecinco.es
La crisis financiera internacional ha golpeado la gestión municipal de la mayoría de las ciudades de Latinoamérica, por lo que deben afrontar una sensible reducción presupuestaria, coincidieron hoy varios expertos en un foro celebrado en Miami.
El impacto de la crisis en los municipios se explica por la sensible disminución en la recaudación tributaria y en la transferencia de recursos asignados por los gobiernos centrales, lo cual ha desbaratado las previsiones, según se puso de manifiesto en la XV conferencia de alcaldes y autoridades locales "Liderazgo municipal y de relaciones intergubernamentales".
El impacto en el desequilibrio del presupuesto ha ocasionado un efecto en cadena que ha llevado a la paralización de obras de infraestructura pública y de desarrollo local, dijo Gerardo Reyes-Tagle, jefe de proyectos en capacitación financiera para gestiones municipales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
"Las actividades productivas han sido también afectadas por la caída de los precios de las materias primas", agregó.
"A esto se suma la disminución del turismo y del envío de remesas que ha golpeado a numerosas ciudades de la región", afirmó Reyes-Tagle ante unos 1.500 asistentes a la conferencia organizada por el Condado de Miami Dade y la Universidad Internacional de la Florida.
En capitales como San Salvador, la crisis financiera se ha traducido en una caída del presupuesto del 25 por ciento, explicó el alcalde de esa metrópoli, Norman Quijano.
"Acabamos de aprobar una ordenanza de amnistía tributaria para disculpar intereses moratorios y alentar a que los dueños de inmuebles y negocios paguen sus impuestos, además de implementar una política de austeridad en la municipalidad", detalló Quijano.
Por su parte, Luis Manuel Martínez, director de finanzas públicas de la sede en México de la calificadora de Standard & Poors, dijo que resulta difícil pensar que la crisis financiera en los gobiernos municipales pueda ser superada a corto plazo.
"La expectativa es que el 2010 también será un año difícil para los municipios", comentó.
De acuerdo con Martínez, sólo en el caso del Gobierno federal de México la caída en la recaudación tributaria es del 30 por ciento.
"Esto genera que la bolsa de recursos transferidos a los estados y municipios sea más pequeña", añadió.
Para este experto una de las medidas que urge implementar es la búsqueda de alternativas de financiación en el mercado a través de solicitudes crediticias mediante la banca privada, la banca de desarrollo y organismos multilaterales.
Por otro lado, el director de política económica y reducción de la pobreza del Banco Mundial, Marcelo Giugale, dijo que otra solución requerida en Latinoamérica es implementar nuevos sistemas de inversión pública con metas de crecimiento concretas.
El economista argentino sostuvo también que los presupuestos anuales de los gobiernos locales no suelen ser ejecutados en su totalidad por incapacidad burocrática.
Giugale sostuvo que, "a diferencia de países como Estados Unidos, lo que necesita Latinoamérica es establecer prioridades en la atención de la desnutrición infantil, atacar la deserción escolar y estimular la atención médica básica y preventiva", señaló.
El subsecretario para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Thomas Shannon, destacó en su intervención que Estados Unidos ha reafirmado su compromiso para impulsar el desarrollo del continente americano.
Añadió que ese compromiso se traduce inicialmente en la aportación de un fondo de 100 millones de dólares, con el proyecto futuro de ampliarlo a 250 millones, para el desarrollo de pequeñas y micro empresas.