Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ejecutivo de JPMorgan muere al caer desde el piso 33 de sus oficinas

JPMorgantelecinco.es

Un ejecutivo del área de tecnología de JP Morgan Chase ha fallecido este martes tras precipitarse desde el tejado de la torre de 33 plantas del distrito financiero londinense Canary Wharf, donde tiene la entidad estadounidense sus oficinas en Europa.

Según explicó la Policía británica, no se ha producido ningún arresto por este suceso y el incidente ha sido inicialmente considerado como "no sospechoso".
La Policía llegó al rascacielos de cristal a las 8.02 GMT, donde un hombre de 39 años fue declarado muerto en el lugar del suceso tras golpearse con un tejado más bajo situado a la altura de la novena planta.
Varios testigos aseguran que el cuerpo del fallecido permaneció allí durante varias horas.
Fuentes familiares con el incidente confirmaron que el fallecido es Gabriel Magee, vicepresidente del área tecnológica de banca de inversión y empresarial de JPMorgan, donde llevaba trabajando desde 2004.
"Estamos profundamente tristes por haber perdido hoy a un miembro de la familia de JPMorgan en el número 25 de Bank Street. Nuestros pensamientos y condolencias están con su familia y amigos", afirmó la entidad en un comunicado.
El edificio es la sede de las operaciones de JPMorgan para Europa, Oriente Medio y África desde julio de 2012. Anteriormente había sido ocupado por Lehman Brothers, cuya plantilla retiró sus pertenencias en cajas de cartón después de que el banco de inversión se declarara en quiebra el 15 de septiembre de 2008.
Aunque aún no están claros los detalles de este suceso, suicidios ocasionales de trabajadores de los grandes bancos en Londres han provocado críticas sobre el trabajo exigido a algunos empleados del sector de los servicios financieros.
Un encargado de divisas de Bank of America se tiró al tren en 2012 y otro saltó desde la séptima planta de un restaurante el mismo año. Además, un becario de origen alemán de Bank of America falleció el pasado año de un ataque de epilepsia en Londres.