Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un empresario colombiano imputado en "Gürtel" entrega al juez facturas de Correa

El considerado máximo responsable de la trama de corrupción que se investiga en el "caso Gürtel", Francisco Correa (d), a su salida del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). EFE/Archivotelecinco.es
El empresario colombiano Miguel Uriel Hernández, imputado en el "caso Gürtel" por blanqueo de capitales y fraude fiscal, ha entregado al TSJ de Madrid la documentación y las facturas de las transacciones económicas que realizó con el supuesto líder de la trama de corrupción Francisco Correa.
En el escrito presentado al juez instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, y al que ha tenido acceso Efe, Miguel Hernández solicita al magistrado que archive la causa respecto a él, una vez que ha colaborado con el tribunal entregando toda las facturas de los préstamos y pagos que hizo a Correa.
Hernández fue detenido en Madrid el pasado 1 de junio, y un día después, durante su comparecencia ante el juez instructor, se comprometió a colaborar con la investigación.
Tras su declaración, quedó en libertad, aunque Pedreira le imputa los delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.
Según los informes policiales que obran en la causa, a los que tuvo acceso Efe, Hernández Chavarro era "una persona muy importante dentro de la estructura empresarial de Correa en el exterior" y, a través de sus empresas, recibía transferencias de dinero del cabecilla de la trama de corrupción, enmascarando el capital como entradas de fondos.
El empresario colombiano, que asegura que recibió de Correa una única transferencia el 22 de diciembre de 2008 de unos 100.000 dólares (unos 76.000 euros), cantidad que anteriormente le había prestado, ha aportado los justificantes de las distintas partidas en las que se distribuyó el dinero.
Así, incluye la documentación de varias deudas de Correa con el propio Miguel Hernández, con el abogado Gabriel Giraldo, la compra de una casa en Girardot (Colombia) y diversas cantidades en metálico entregadas a dos amigas del líder de la trama de corrupción.
Además, constan las facturas de un restaurante, varios billetes de avión de viajes que Correa realizó en diciembre de 2008 entre Bogotá y Miami y Cartagena, Medellín y Bogotá, pagos de hotel, recibos telefónicos y una entrega en metálico a Antoine Sánchez, primo de Correa, también imputado.
Tras aportar esta documentación, el empresario, que preside y es accionista mayoritario de varias empresas (Energing, Distasa y Senercol) del sector energético en Colombia, Venezuela y Panamá, solicita al juez el sobreseimiento libre de la causa respecto a él.
En este sentido, destaca que su única relación con Correa ha sido la "propia de un empresario que busca inversores para sus proyectos" y que la imputación por blanqueo de capitales está causando un "enorme perjuicio" a sus empresas, que están sufriendo graves limitaciones por las entidades financieras de Colombia.