Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas españolas abogan por un mercado de colocación privada para facilitar el acceso a la financiación

Un tercio de las empresas espera utilizar fuentes alternativas de financiación en los próximos cinco años, según Allen & Overy
Las empresas españolas abogan por el establecimiento de un mercado de colocación privada europeo ágil y eficiente como una forma viable de acceder a financiación al margen de la bancaria y que dicho mercado resultaría atractivo para los inversores.
Estas son las principales conclusiones de una encuesta encargada por el despacho internacional Allen & Overy que acaba de presentarse en el FT Spain Summit, celebrado hoy en Madrid.
Si bien en la actualidad sigue predominando la financiación bancaria, las empresas españolas esperan un crecimiento sostenido del mercado de capitales y del uso de fuentes de financiación alternativas en los próximos cinco años.
Bajo este contexto y agrupados en un panel, Ignacio Ruiz-Cámara, socio del despacho internacional Allen & Overy, Marco Antonio Achón, global head of Financial Solutions and Advisory de Banco Santander y Borja García Alarcón, director financiero de Enagás, han puesto de relieve la creciente importancia de los mecanismos de financiación alternativa como vía de las empresas para conseguir liquidez.
Según la encuesta a directores financieros de empresas españolas de diferentes sectores el uso de las diferentes fuentes de financiación por parte de grandes y medianas empresas españolas apenas ha variado durante el periodo 2009-2014. El préstamo bancario fue el canal más utilizado (68% de la encuesta), seguido de las fuentes alternativas (18%) y del mercado de capitales (14%).
Pero según Ruiz-Cámara, las perspectivas para los próximos cinco años apuntan un cambio de tendencia en la diversificación de los canales de financiación.
Mientras que la mayoría de las empresas (78%) espera seguir recurriendo a los mercados de capitales y la mitad (45%) considera que su porcentaje de financiación bancaria se mantendrá en los niveles actuales, al menos un tercio (33%) de las empresas consultadas esperan incrementar el uso de fuentes de financiación alternativas en este periodo.
De forma particular, cabe destacar que el 40% de las grandes empresas consultadas prevé reducir el uso de financiación bancaria.
Al creciente interés por las colocaciones privadas se suma el interés por un mercado europeo que haga viable su aplicación de forma efectiva y ágil.
La mayoría de las empresas (80%), especialmente las grandes, confía en esta alternativa, convencidas (63%) de que un mercado europeo de colocación privada brindaría nuevas formas de financiación directa para sus negocios. "La transparencia, estandarización y previsibilidad de los costes y el calendario de las transacciones son los aspectos que más importan a las empresas para que un mercado europeo fuese realmente efectivo", apunta Ruiz-Cámara de Allen & Overy.