Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 81% de las empresas españolas cuentan con alguna política de trabajo flexible

El 81% de las empresas españolas aseguran contar con políticas de trabajo flexible que permiten a los empleados modificar su horario y utilizar las últimas tecnologías para trabajar desde casa o durante sus desplazamientos, porcentaje superior a la media global del 75%, según el estudio 'La flexibilidad laboral: ¿amiga o enemiga?' elaborado por Vodafone.
El informe refleja que el principal impacto positivo de políticas de flexibilidad laboral es un aumento de la productividad, como afirman el 89% de las empresas españolas encuestadas. Esta cifra es superior a la de países como Estados Unidos (86%) o Reino Unido (78%), así como a la de la media global del 83%.
Otro de los beneficios de la flexibilidad son el incremento de los beneficios, como afirmó el 61% de las empresas encuestadas, y su impacto positivo en la reputación de la organización, tal y como asegura el 58% de las compañías participantes en el estudio, realizado a 8.000 empleadores y empleados de 10 países de tres continentes.
En el caso de España, el director general de la Unidad de Negocio de Empresas de Vodafone España, Andrés Vicente, destacó que la rápida adopción de los servicios de alta velocidad para móviles, el ancho de banda y los servicios en la nube están desempeñando un papel clave en la revolución del lugar de trabajo.
Así, un 67% de los empleados se conecta a Internet a través de la conexión de banda ancha de su hogar cuando teletrabaja, frente a la media del 61% del estudio, mientras que el 30% lo hace a través de 3G y el 25% mediante el 4G, cuando la media global es del 24% y el 18%, respectivamente.
En esta línea, un 71% de los empleados españoles entrevistados usa su propio smartphone para trabajar de forma flexible fuera de su oficina, en comparación con la media del 50% del estudio. Por su parte, sólo un 20% emplea uno proporcionado por la empresa, frente al 14% de media.
Por el contrario, en España no está muy extendido ni el uso de conferencias de audio y online, ya que sólo las emplean el 8%, ni la utilización de servicios en la nube para compartir archivos, frente al 20% de media.
Por su parte, sólo el 40% de los españoles recurre a aplicaciones de software para acceder a información corporativa (frente al 46% de media) y apenas el 16% emplea acceso remoto seguro (frente al 23% de media) .
MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD.
En este contexto, Vicente remarcó que las nuevas tecnologías están influyendo de forma positiva en el cambio en la forma de trabajar de las empresas y permiten mejorar la productividad, así como el sentimiento de pertenencia y la motivación en las personas que trabajan de forma flexible.
Así, añadió que es una oportunidad para ahorrar costes y elevar ingresos, algo que no sería posible sin la capa de infraestructuras que representan el 4G o la fibra en la banda ancha fija. Sin embargo, añadió que esto requiere avanzar en aspectos culturales, ya que la tecnología para hacerlo ya está disponible.
Asimismo, Vicente incidió en que, ante el auge de la movilidad laboral y los servicios en la nube, es "crítico" que estos sistemas tenga un buen sistema de seguridad, por lo que es uno de los aspectos en los que más deben incidir las empresas, ya que existe cierto "desconocimiento".