Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las entidades de mayor dimensión y riesgo serán las más supervisadas por el Sepblac

El director del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), Juan Manuel Vega, ha afirmado que las entidades de mayor dimensión y cuyo perfil de negocio presente riesgos superiores serán objeto de "un mayor esfuerzo supervisor", para responder "a criterios de eficiencia y realizar un uso adecuado de los recursos públicos".
Sin embargo, ha precisado que "todos los sujetos obligados han de estar concienciados y formados en congruencia con el grado de responsabilidad de los receptores y el nivel de riesgo de las actividades que desarrollen". Y que han de ser capaces de detectar posibles clientes u operaciones sospechosas, para "evitar verse inmersos en responsabilidad tras la posible detección de conductas irregulares, o falta de diligencia debida, por cualquier organismo competente".
En una reunión con el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, ha indicado que es necesario "cambiar la cultura del miedo a la sanción" por un enfoque "proactivo y positivo, centrado en la gestión de los riesgos y la responsabilidad social".
En este sentido, Vega ha señalado que las comunicaciones de operaciones sospechosas que han recibido por parte de los economistas "se mantienen en niveles muy bajos en relación con las presentadas por otros sectores", aunque el número de auditores, contables y asesores fiscales, registrados en el Sepblac ha aumentado en los últimos años, "superando los 5.000 registros en 2012".
Asimismo, ha indicado que el Reglamento de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo facilitará el cumplimiento de la normativa por los sujetos obligados e incrementará la eficacia de la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.
Por su parte, Valentín Pich ha indicado que, desde la aprobación de la Ley del 93, tanto a nivel nacional como internacional, en la mayoría de foros económicos "se ha venido resaltando la importancia de proteger la integridad del sistema financiero y de otros sectores de actividad económica, obstaculizando el acceso de capitales de procedencia ilícita a la economía".
Finalmente, el presidente del Consejo General de Economistas ha indicado que la aprobación del citado Reglamento "completará un marco coherente de medidas que han de ser puestas en marcha para proteger la integridad del sistema financiero".