Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El envejecimiento de la población y el segmento outlet, claves para la futura inversión inmobiliaria

TH Real Estate ha lanzado su guía integral para la inversión inmobiliaria del mañana, que apunta al envejecimiento de la población, el segmento outlet y la tecnología como algunas de las tendencias que determinarán el uso y la demanda de activos inmobiliarios en los próximos años.
El estudio se centra en las tendencias y oportunidades capaces de captar el crecimiento estructural, o evitar las caídas, a través de una estrategia a largo plazo al margen de los ciclos de mercado inmediatos.
Asimismo, se suma al análisis que la compañía está llevando a cabo sobre las megatendencias, como la urbanización, el desplazamiento del poder económico hacia Oriente, el incremento de la clase media y la interconexión a escala mundial.
Entre las tendencias detectadas se encuentra la tecnología, de la que se espera que la inteligencia artificial, se haga con más de la mitad de todos los puestos de trabajo en Estados Unidos en un futuro próximo.
De igual forma, el análisis subraya como punto clave el boom de la Generación Y, actualmente la principal tendencia demográfica en muchos países occidentales, que está marcando la pauta en el segmento terciario a través de sus preferencias por los espacios retail, de oficinas y los edificios multivivienda.
También incide en la importancia de segmentos como los outlets y la financiación, en constante evolución, que han demostrado su "solidez" en el contexto inmobiliario general.
Así, prevé que continúe mostrando su rendimiento en el futuro, ya que se mantendrá y podría llegar a ser "más atractivo" para los consumidores, los minoristas y los inversores.
FINANCIACIÓN.
El análisis explica que una mayor regulación en las secuelas de la crisis financiera ha limitado el apetito de los préstamos de los bancos, tradicionalmente la principal fuente de capital de la deuda para el sector inmobiliario.
Un número cada vez mayor de las compañías de seguros y los fondos de deuda han intervenido para llenar el vacío, y estas entidades financieras no bancarias proporcionan soluciones que incluyen deuda senior a largo plazo y financiación de entresuelo.
Para los inversores en las estrategias de deuda, esto abre el acceso a un "gran universo de inversión", con una selección de sectores y diferentes posiciones en la estructura de capital.