Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca española está entre la más eficiente de Europa y han ganado en rentabilidad, liquidez y solvencia

La banca española está entre la más eficiente de Europa una vez superado el proceso de reestructuración al que ha sido sometida y que le ha ayudado a mejorar sus niveles de rentabilidad, liquidez y solvencia, algo que le permitirá afrontar de manera más favorable las pruebas que el Banco Central Europeo (BCE) realizará a final de año.
Esta es la principal conclusión de los expertos de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) Santiago Carbó y Francisco Rodríguez tras analizar diferentes indicadores de rentabilidad, solvencia y eficiencia de los bancos españoles y compararlos con los de las entidades de otros países europeos.
El incremento de la rentabilidad bursátil de los cinco grandes bancos españoles ha alcanzado el 25% de media, muy por encima de las entidades alemanas. El margen financiero neto de los bancos que operan en España se sitúa en el 1,70% de sus activos totales, porcentaje superior al registrado en Francia (1,05%), Reino Unido (0,90%) y Alemania (0,76%).
Mientras, el ratio de eficiencia de las entidades españolas (costes operativos/margen bruto) es el más favorable de la UE, un 50% frente al 70% en Alemania, el 67,6% en Francia o el 63,4% en el Reino Unido. También los indicadores de rentabilidad son superiores.
En cuanto a la rentabilidad sobre activos (ROA) se situó el año pasado en el 0,49%, muy por encima del Reino Unido (0,37%), Francia (0,35%) o Alemania (0,20%). Por lo que se refiere a la solvencia, el ratio de capital Tier 1 ha pasado del 9,65% en 2012 al 10,76% en 2013, aun por debajo de Francia (12,64%), Reino Unido (13,18%) y Alemania (14,78%).
AUMENTO DE LA INVERSIÓN EXTRANJERA
Según los expertos, la paulatina normalización del sistema financiero español es uno de los factores que están devolviendo la confianza de los inversores internacionales en la economía española. Esta mejora se manifiesta a través del crecimiento de la inversión extranjera, tanto directa como en cartera, y en la exposición de la banca internacional a la deuda española.
En este sentido, el experto Joaquín Maudos, a partir de los datos publicados por el Banco Internacional de Pagos de Basilea, ha llegado a la conclusión de que a partir de junio de 2011 la tenencia de deuda pública española por parte de la banca extranjera se redujo casi un 25%. Sin embargo, desde mediados de 2012 hasta junio de 2013, ha aumentado un 5%.
En mayor medida se ha incrementado la exposición de los bancos internacionales a la deuda emitida por las entidades financieras españolas, un crecimiento que contrasta con la reducción de casi el 34% que se registró durante la crisis.
Por el contrario, la deuda de empresas españolas en manos de bancos extranjeros no ha dejado de caer en estos años (un 22% desde finales de 2010 hasta junio de 2013), una evolución lógica como consecuencia del proceso de desendeudamiento que están llevando a cabo las compañías.
La conclusión de ese proceso es uno de los factores que condiciona la normalización del crédito y que determinará la consistencia de la recuperación de económica.