Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La banca extranjera se queja de que el sector español funciona a "garrotazos" con los foráneos

Los bancos foráneos valoran la estabilidad institucional en España pese a la incertidumbre política y ensalzan el potencial de crecimiento de la economía española
Los bancos extranjeros se quejan de que el sector financiero español funciona a "garrotazos" con los foráneos, con lo que vislumbran derivas propias de un mercado oligopolístico. "Al final, los que deciden sobre cuestiones coyunturales son los bancos de siempre", advierten fuentes de entidades extranjeras consultadas por Europa Press.
Precisamente, el consejero delegado de Ibercaja Banco, Víctor Iglesias, alertaba recientemente de que el oligopolio en el sector financiero es un "error" desde el punto de vista de la competencia en precios. "El oligopolio al que pretenden llevarnos es un error", afirmaba ante las peticiones de fusiones para afrontar la escasez del negocio bancario.
Las fuentes consultadas recuerdan que las "grandes decisiones", como la nacionalización de Bankia, las toman los grandes bancos. "Son los que parten el bacalao", explican de forma gráfica. De hecho, lamentan cómo la guerra de la comisiones en los cajeros automáticos por las comisiones a los no clientes para retirar efectivo supuso un "cambio total de las reglas del juego".
"¿Oligopolio por la nueva oleada de fusiones? Los bancos españoles suelen dar garrotazos a las entidades extranjeras", explican desde una entidad foránea que opera en España. Ante la nueva ola de consolidación en el sector financiero español, las fuentes insisten en el "peligro" que representa para el mercado que disminuya el número de entidades.
EL PELIGRO DE QUE HAYA POCOS BANCOS.
"Cuantas menos entidades haya, también habrá menos competencia", inciden, para después lamentar que algunos bancos se "vanaglorien" de controlar la mitad de la cuota en el negocio de banca en empresas o una de cada cuatro nóminas.
En cuanto a la incertidumbre política en España derivada de la repetición de elecciones generales y la ausencia de Gobierno, los bancos extranjeros ponen en valor la estabilidad institucional del país al margen de las dificultades en las negociaciones de los partidos políticos.
Más aún, valoran que España deje un largo periodo marcado por las mayorías parlamentarias. "España debe acostumbrase a un Gobierno de coalición, como existe en muchos países de Europa. Está a la orden del día", indican.
SIN MIEDO A PODEMOS.
De hecho, las fuentes consultadas aclaran que la coalición en política no constituye un elemento "perturbador" y descartan que un futuro Gobierno aplicara recetas "como las de Grecia", en alusión a Podemos. "La capacidad de que un Gobierno se salga de las reglas comunitarias es complicada", aseveran.
Por todo ello, enfatizan que lo "importante" para España es que haya un Gobierno que impulse medidas para fomentar la creación de empleo y logre mantener el vigor de la economía. En este sentido, las fuentes ponen en valor que la actividad económica crece a ritmos del entorno del 3% tras seis meses sin un Ejecutivo. "No tener un Gobierno no es serio. Es como si una empresa no tiene presidente o consejero delegado", ejemplifican desde los bancos extranjeros.