Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto alimentario de los hogares se reduce un 2,3%

El gasto alimentario en los hogares españoles se redujo un 2,3% en 2010 respecto al año anterior, según el 'Informe sobre producción, industria, distribución y consumo de alimentación en España' realizado por Mercasa en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM), con las consejerías de agricultura de las comunidades autónomas y con la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).
El gasto en productos de alimentación también disminuyó en instituciones (-4,9%) y establecimientos de hostelería y restauración (-4,3%), según los datos aportados por el MARM a través de los 'Paneles de Consumo Alimentario'.
El presidente de Mercasa, Ignacio Cruz Roche, ha señalado que la caída del consumo de las familias se debe a que éstas se han ajustado a la crisis y han pasado a reducir su nivel de consumo personal. Además, ha explicado que se está dando un cambio de modelo de consumo "con una desviación hacia los productos más baratos por la situación de escasez económica", que también implica que en los hogares sean "más cuidadosos" a la hora de medir las cantidades que compran.
El gasto total en alimentación y bebida en España en 2010 ascendió a 88.061,7 millones de euros. La participación de los hogares en ese gasto se cifró en 67.086,2 millones, la de la hostelería y la restauración en 18.504,9 millones, mientras que la del consumo social e institucional supuso 2.470,6 millones.
El informe destaca que el gasto por persona en alimentos y bebidas para consumo en el hogar se cifró en 1.460,4 euros, lo que supuso que la media mensual se situase en 121,7 euros. La carne fue el producto más demandado por los españoles, que gastaron una media de 338 euros en los 52,7 kilos consumidos por persona. Por su parte, el gasto en pescado ascendió a 190,5 euros con un consumo de 27,3 kilos por persona.
Sin embargo, el estudio subraya que las frutas y hortalizas tienen un protagonismo "notable" en la demanda del consumidor español, ya que el pasado año cada persona consumió 102,2 kilos de frutas frescas, 83,9 kilos de hortalizas y 13,7 kilos de frutas y hortalizas transformadas. En cifras de gasto 'per capita', el consumo referido a estos productos fue de 136,2 euros, 115,4 euros y 27,8 euros, respectivamente.
Por otra parte, el consumo extradoméstico en 2010 registró una caída del 3,2% en volumen y del 4,4% en gasto, aunque el informe resalta que este descenso se ha "suavizado" con respecto a temporadas pasadas. El consumo extradoméstico implicó un volumen de 8,427 millones de kilos/litros durante el último año, mientras que el gasto asociado a este consumo fue de 20.976 millones de euros.
EL SECTOR AGRARIO REPRESENTÓ EL 2,4% DEL PIB EN 2010
El sector agrario representó el 2,4% del PIB español el pasado año, con una estimación a precios de mercado de 1.062.591 millones de euros, según el informe de Mercasa.
En 2010, el valor de la producción de la rama agraria española ascendió a 39.032,6 millones de euros, al tiempo que las subvenciones netas a los productos (subvenciones de explotación) fueron de 6.183,6 millones. Con respecto a la campaña precedente, la producción agrícola aumentó un 1,2% en valor.
En cuanto al mercado de trabajo, la Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente a los cuatro trimestres de 2010 estima que el promedio de población activa en el sector primario (agricultura, pesca, ganadería, caza y silvicultura) fue de 1.011.875 personas. De ellas, 792.975 tenían un empleo y 218.900 estaban en paro.
El informe de Mercasa pone el acento en las exportaciones de alimentos, cuyo valor ascendió a 24.890,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 12,2% respecto al año anterior. Por su parte, el valor de las importaciones fue de 42.863,8 millones, un 7,7% más que en 2009.
Por su parte, las ventas netas de la industria alimentaria ascendieron a 81.369 millones de euros el pasado año, lo que supuso el 15,8% del total de ventas del sector industrial español y el 7,7% del PIB, según la información aportada por la FIAB.
En este sentido, el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, ha asegurado que el sector agrario y agroalimentario español está "francamente bien, a pesar de que muchos dicen que va mal", aunque ha destacado que éste tiene "las mismas dificultades" que otros sectores.
No obstante, Puxeu ha subrayado el valor de las pequeñas y medianas empresas, empresas familiares y sociedades personales y autónomos "que lo han convertido en el primer sector industrial europeo". Además, ha destacado su capacidad para dar respuesta a la demanda alimenticia de la sociedad y su capacidad de reacción tras la crisis del 'E.coli'.
"Lo que tenemos que lograr es que ese mercado no se pare, que las siembras de otoño para la campaña de invierno, que es la nuestra, se reactiven de forma inmediata", ha pedido el secretario de Estado, quien ha asegurado que para ello hay que garantizar que el crédito fluya, que las estructuras se adecuen a la realidad de las demandas y que el sector pueda evolucionar.