Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo código de buen gobierno corporativo podría empezar a aplicarse en enero de 2015

Los primeros espadas de FCC, Dia, Red Eléctrica y Sabadell abogan por la transparencia y la eficiencia en los consejos de administración
La presidenta de la Comisión Nacional de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este martes que la reforma de la Ley de sociedades de capital para la mejora del gobierno corporativo estará aprobada probablemente después del verano, lo que dará tiempo a elaborar un nuevo código de buen gobierno que podría empezar a aplicarse en enero de 2015.
Durante su intervención en unas jornadas sobre buen gobierno organizadas por el diario 'El País' y la auditora KPMG, Rodríguez ha señalado que la crisis puso de manifiesto una serie de deficiencias en materia de gobierno corporativo que ha sido necesario corregir.
Por ello, el Gobierno central publicó en marzo de 2013 una orden ministerial que paliaba algunas deficiencias y que se vio completada con la creación de una comisión sobre gobierno corporativo que elaboró una serie de recomendaciones con la intención de que se convirtieran en normas de obligado cumplimiento.
Ahora, esa comisión comienza una nueva fase dando entrada a expertos procedentes de auditorías, de la patronal bancaria y a expertos independientes y en la que, entre otras cosas, se tratará la responsabilidad social corporativa de las empresas cotizadas.
En este sentido, Rodríguez ha indicado que hay que introducir una serie de medidas de transparencia y es necesario diferenciar entre aquellas empresas que cumplen con la responsabilidad social y las que no. "Esto es esencial para impulsar un modelo que fomente la confianza de los inversores, el crecimiento y la estabilidad de los mercados", ha añadido.
En otro orden de cosas, la presidenta de la CNMV ha hecho alusión a la labor del organismo como supervisor y ha resaltado que la comisión, que no puede prohibir la emisión de productos porque no es su competencia, sí que puede analizar la conveniencia de los mismos.
Tras recordar que están exigiendo que las entidades ofrezcan todo tipo de información sobre el producto que pretenden vender, especialmente si están abiertos a inversores minoristas o implican alto riesgo, ha desvelado que la CNMV ha llegado a "abortar" alguna emisión porque no se ha visto conveniente la comercialización.
EL BUEN GOBIERNO, LA CLAVE DE LA COMPETITIVIDAD
Antes de que Rodríguez pronunciara su discurso, el presidente de KPMG España, John Scott, ha afirmado que el buen funcionamiento del consejo de administración de una entidad es "clave" para la competitividad de las empresas y de la economía.
A renglón seguido, ha recalcado que a día de hoy hay una mayor demanda por parte de los grupos de interés de mayor transparencia, por lo que los informes de los consejos deben ser más integrados y con un enfoque más allá de la información financiera histórica.
Finalmente ha destacado que los cambios regulatorios, tecnológicos y sociales van a obligar a los consejos a adaptarse a las necesidades de conocimiento y experiencia que requiere su rol.
Estas ideas han sido apoyadas por el consejero delegado del banco Sabadell, Jaime Guardiola; la presidenta de Dia, Ana María Llopis; el presidente de Red Eléctrica, José Folgado, y el consejero delegado de FCC, Juan Béjar.
MAYOR TRANSPARENCIA
Todos han insistido en la necesidad de otorgar una mayor transparencia al gobierno corporativo, en primar la calidad de la información frente a la cantidad, en la necesidad de que los consejos tengan mayoría de miembros independientes y en el buen funcionamiento de las comisiones.
El presidente de Red Eléctrica ha señalado que, a su juicio, es importante que los consejeros no tengan retribución variable, mientras que Llopis ha abogado por aumentar el número de consejeros de origen internacional.
Por su parte, Guardiola ha defendido la necesidad de que los consejos estén compuestos por personas "de calidad y con experiencia" que entiendan el negocio y Béjar ha mantenido que en este órgano deben participar los ejecutivos más fuertes de la compañía para "evitar que tomen vida propia".