Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El holandés NWB, el banco más solvente de Europa tras el examen del BCE

BCEtelecinco.es

El banco público Nederlandse Waterschapsbank (NWB), una de las siete entidades holandesas que han tomado parte en la evaluación global a la banca europea desarrollada por el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), se ha coronado como el más solvente de los 130 bancos examinados al superar con una ratio del 54% el peor de los escenarios previstos, frente al umbral del 5,5% exigido para aprobar.

"Los resultados muestran una ratio de capital CET1 del 54% en el caso del escenario de estrés adverso muy por encima del mínimo exigido del 5,5%, por debajo del cual las entidades deben presentar un plan de recapitalización", indicó este banco holandés en un comunicado posterior a la publicación de los resultados del examen del BCE.
En este sentido, la entidad holandesa destacó que sus buenos resultados, que prácticamente multiplican por diez el mínimo exigido en el peor escenario planteado, "son una confirmación de su robustez financiera y de su elevado rating crediticio".
En este sentido, NWB se presenta como una entidad pública de responsabilidad limitada controlada desde su fundación en 1954 por autoridades públicas. Actualemente, el 81% de las acciones del NWB son controladas por las autoridades del Agua de Páises Bajos, mientras el 17% corresponde al Estado holandés y un 2% a las provincias holandesas.
A pesar de su buen resultado, el NWB experimenta un notable impacto en su ratio de capital CET1, ya que a cierre de 2013 era del 75,6%.
Por detrás de este banco holandés, el francés Banque Centrale de Compensation (LCH Clearnet) es la segunda entidad que registra una ratio más elevada en el escenario más adverso, con un 39,1%, mientras el letón SwedBank supera el examen con una ratio CET1 del 32,1% en el peor escenario.
En el extremo opuesto, el banco chipriota Cooperative Central Bank es el que registra una peor ratio de capital CET1, al pasar del -3,7% a finales de 2013 a un -8% en el escenario más adverso en 2016.
Esta entidad chipriota es una de los 25 bancos suspendidos, con un déficit de capital de 1.170 millones de euros que, sin embargo, ha logrado cubrir completamente con las medidas adoptadas entre enero y septiembre.
Por delante del Cooperative Central Bank de Chipre el siguiente banco con peor ratio CET1 en el escenario más adverso es el griego Eurobank Ergasias, que pasa del 10,6% a final de 2013 a un -6,4% en 2016 bajo las previsiones más pesimistas aplicadas.